CRÓNICA | POR RICARDO HERNÁNDEZ

“Por primera vez puedo ser libre de expresar lo que siento”

Después de 37 años, dice mujer de origen cubano

Bárbara Estrella Muñiz, originaria de Matanzas, Cuba, dijo al pisar suelo mexicano que la situación económica- social y política que se vive en su país es muy difícil.

Nuevo Laredo

Desde la tarde de este miércoles 9 y jueves 10 de febrero, llegaron a Nuevo Laredo, un total de 359 cubanos provenientes de Costa Rica en tres vuelos privados con el objetivo de buscar ingresar hacia Estados Unidos con la intención de tener una mejor calidad de vida.

Al llegar a la ciudad fronteriza, elementos del Instituto Nacional de Migración los recibió y facilitó documentación provisional de visitantes por razones humanitarias y así poder ingresar a los Estados Unidos por el Puente Internacional “Puerta de las Américas”.

El grupo de extranjeros estaba conformado por 39 menores de edad, más de 40 mujeres embarazadas y personas en edad productiva, conformando 110 familias.

“SE VIVE UNA SITUACIÓN ECONÓMICA-POLÍTICA Y SOCIAL DÍFICIL EN NUESTRO PAÍS”
Bárbara Estrella Muñiz, de 37 años de edad y originaria de Matanzas, Cuba, al pisar suelo mexicano platicó que dejó el país por la difícil situación económica- social y política que se vive.

Estrella Muñiz, quien días antes sufrió un accidente en el cual se fracturó uno de sus pies, sin embargo esto no fue el impedimento para cruzar el Puente Internacional con la ayuda de un de sus compañeros.

“En Cuba está terrible, si no hubiera este éxodo tan enorme, la economía en todo, pero lo más es la política, que económico, no se puede, la idea es hacer la vida acá, trabajar y luchar para traer a mis hijas yo dejé dos hijas allá, una de 15 años y una de 11 y eso es lo que más quiero”.
“Primera vez en 37 años, que puedo ser libre de expresar lo que siento”.

Dijo que México los ha tratado muy bien y los apoyado en su travesía por lo exhortó al gobierno federal para que continúe trabajando y que sus paisanos puedan también ingresar a Estados Unidos.

“Ha sido bien breve la estancia en México,  ha sido maravillosamente, nos han dado una atenciones enormes, la verdad que no nos podemos quejar, que nos sigan ayudando, a todos yo le pido al a México que nos ayuden la verdad aun quedan muchos cubanos en Costa Rica”.

La cubana tiene como destino la ciudad de Austin Texas, donde la esperan sus familiares.

Otro de los cubanos,  Carlos García, salió de la isla con una esperanza de una mejor vida y después de una larga espera de más de tres meses se ha convertido en una realidad al llegar a casi suelo estadunidense, dijo muchos tuvieron la oportunidad de viajar en familia y otros desafortunadamente dejaron esposas e hijos para buscarles un mejor bienestar.

“EN CUBA NO DEJO NADA”
“Es un momento en que la esperanza se convierte en realidad, y bueno vamos a lograr la libertad que tanto añoramos”.

“Ha sido un poco difícil el viaje, pero no importa lo importante es que ya estamos aquí, en Cuba no dejo nada, porque vengo con mis dos hijos y mi esposa, ya no pienso regresar”. Mencionó.

Agustín Martínez, quien también cruzo la frontera, dijo que pretende trabajar en Estados Unidos, y quien dejo en la Habana Cuba a sus dos hijas, por lo que pretende traerlas con el en un futuro.

“Gracias a dios ya estamos aquí, deje a mis hijas allá, tengo dos una de ocho y una de 10 años, quiero ser rastrero, es lo que se me da, México es muy bueno, no tengo palabras para agradecerles, la verdad son lo máximo por las atenciones que nos dieron”. Expresó.

Con estos nuevo arribos en el Instituto Nacional de Migración habrá recibido a poco más de mil cubanos que permanecieron varados desde el pasado 15 de noviembre de 2015 en Costa Rica, beneficiados por el acuerdo suscrito entre los gobiernos de Casta Rica, el Salvador, Guatemala y México.


Un total de 359 cubanos provenientes de Costa Rica llegaron entre miércoles y jueves en tres vuelos privados a Nuevo Laredo, con el objetivo de buscar ingresar hacia Estados Unidos.