Accidentes y enfermos acaparan los servicios en 2014

Jorge Luis Juárez, coordinador de socorros, explicó que el motivo de los accidentes en su mayoría ocurren por la falta de conocimiento de los señalamientos y reglamentos viales.

Torreón, Coahuila

Durante el 2014 la Cruz Roja brindó 24 mil 475 servicios con sus ambulancias, la mayoría estuvieron enfocados a personas enfermas y accidentes viales.

"Desafortunadamente la falta que tenemos de conocer los reglamentos y los excesos de velocidad influye en los accidentes".

"Lo que más atendemos son personas enfermas, un ejemplo son las personas diabéticas. Lo que nos preocupa mucho son los accidentes viales y las lesiones en los hogares, pues no sabemos cómo vamos a encontrar al paciente", dijo Jorge Luis Juárez, comandante de la institución.

Explicó que el motivo de los percances por su mayoría están vinculados a la falta de conocimiento, a la falta de una cultura vial adecuada.

"En ocasiones las personas van distraídas porque cambian un disco de música en el carro y otra cosa con la que nos topamos es que las madres van maquillándose o hablando por teléfono", expuso.

Mencionó que por turno por lo menos reciben entre 4 y 6 llamados de esa naturaleza, los cuales pueden derivarse de percances leves hasta accidentes con personas prensadas o atrapadas.

Según el informe 2014 de la institución, durante el año pasado fueron atendidos 24 mil 475 servicios mediante las ambulancias.

En lo que respecta al inmueble o servicios como hospital, tuvieron lugar 27 mil 991 consultas generales, mil 474 cirugías y atendidas 13 mil 683 urgencias.

Jorge Luis expuso que el personal que atiende cada servicio en las ambulancias cuenta con la capacitación adecuada, incluso aunque sea personal voluntario.

"La única forma de estar en una ambulancia es ser Técnico en Urgencias Médicas y esto consiste en un curso que dura ocho meses y concluye con un examen que debe aprobarse", dijo.

Actualmente la delegación cuenta con 197 personas certificadas en esa especialidad y 75 que están en ese proceso.

Luis Juárez precisó que el servicio que proporcionan comienza desde que ingresa la llamada a la sala de radios y concluye una vez que la persona lesionada es trasladada a un centro hospitalario o bien queda en un sitio donde su integridad física no corre peligro.

En cada llamado de auxilio acuden mínimo dos personas, aunque lo ideal sería que fueran cuatro pero el horario que tienen algunos voluntarios impide que siempre ocurra así.

Por cada uno de los tres turnos hay 13 personas administrativas que trabajan (es decir que reciben un salario de la institución) y diversos voluntarios.