[Crónica] "Se reunieron en Pachuca para luchar por los derechos... de las mascotas"

El más reciente Perrotón en la capital hidalguense tuvo un ingrediente distinto, había perros súper héroes. Así llevaron los dueños a sus mascotas de paseo por el centro histórico.
Algunos perros llevan trajes del Capitán América y Superman.
Algunos perros llevan trajes del Capitán América y Superman. (Arturo González)

Pachuca

Estos son los héroes más perrones de la historia; Superman, Batman, la Mujer Maravilla, el Capitán América y hasta Mario Bros se reunieron en Pachuca para luchar por los derechos... de las mascotas. Es la sexta edición del Perrotón organizado por la presidencia municipal, que como es tradición sale del Parque Hidalgo para recorrer las calles del Centro Histórico.

Vestidos como los héroes más populares del planeta, los perros acompañan a sus amos en espera de llamar la atención de quien se cruce en su camino por el paseo dominical. De los 300 asistentes humanos, habrá que sumar los otros cientos de canes; no todos se vistieron heroicamente, sólo un tercio para mostrar su espíritu infantil.

En manada, estos héroes salen custodiados por una banda de guerra, policías y hasta el mismo Superman humano que para tener una panorámica completa maneja un dron; muy cómodo el muchacho que así se ahorra el vuelo.

Mientras, sus amigos canes se enfila a la calle Hidalgo; como agua se ponen por la calle en filas disparejas, con actitud aguerrida ante los canes no disfrazados que con poco de envidia les dan de ladridos intimidándoles, pero no demasiado pues los héroes les contestan con orgullo de sus trajes.

Eso por parte de los animales, los amos es otra historia. Hay quienes en lugar de disfrutar el paseo sufren a cada paso; un chico de unos 15 años trae a un San Bernardo que sin duda en caso de pararse en dos patas, el animal es tan alto como él, y por lo tanto lo zangolotea como si nada.

Otros canes, con menos fuerza física inquietan a sus amos con la insolencia de no moverse, o peor, hacer sus necesidades fisiológicas en medio de la calle. Para estas situaciones, los organizadores reparten bolsas de plásticos para que los dueños no se hagan y recojan las heces.

Sigue la marcha, ante la mirada desesperada de automovilistas; pese a que el Perrotón es el domingo en la mañana causa cierto estrago en el tránsito, y choferes ven como se pasean los perros en lo que ellos piensan que es de ellos, pero es de todos.

Minutos después de la salida del parque, llegan a Casa Rule. Increíble, pero hay muestras de cansancio, y eso que no son ni dos kilómetros de distancia. Vamos, ni los perros grandes acostumbrados a poca actividad tienen tan mal acondicionamiento físico.

Una vez reunidas las 300 personas, hora de la foto del recuerdo. Con el centro acaparado por las autoridades municipales, que una vez que la instantánea se tomó dejan seguir el recorrido de vuelta al parque Hidalgo.

Es un concierto de ladridos por parte de los animales, lo cual es mejor que los cláxones de la ciudad loca por los autos.