Crisis amenaza de nueva cuenta al Hospital Civil

Pacientes tienen que poner hasta los guantes para terminar procedimientos. Este lunes habrá Junta de Gobierno para analizar la problemática financiera.
La crisis financiera dejó de ser un fantasma, se volvió real, y amenaza con estallar de nueva cuenta en las dos unidades del Hospital Civil de Guadalajara
La crisis financiera dejó de ser un fantasma, se volvió real, y amenaza con estallar de nueva cuenta en las dos unidades del Hospital Civil de Guadalajara (Especial)

Guadalajara

La crisis financiera dejó de ser un fantasma, se volvió real, y amenaza con estallar de nueva cuenta en las dos unidades del Hospital Civil de Guadalajara (HCG). Pacientes se quejan de que deben pagar hasta por los guantes estériles si quieren que se termine un procedimiento a su familiar.

“No hay material de curación, no hay medicinas, no hay estudios… todo te cobran. Los doctores ya hicieron lo que tenían que hacer y también ya están hartos”, dijo Andrés, cuya madre espera los recursos para una operación en Cardiología. Pero lo mismo sucede en otras áreas del Antiguo Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde” y en el Hospital Civil “Dr. Juan I. Menchaca”, donde el gentío desborda los pasillos y las salas con su interminable angustia. “Todos batallando para completar los estudios, los tratamientos, lo que piden los médicos para poder atender a un familiar”, añadió Lorenzo, quien este viernes decidió con otros familiares de pacientes quejarse en la dirección por la falta de insumos.

La Dirección, que encabeza Héctor Raúl Pérez Gómez, advertía ya desde la semana pasada de las dificultades económicas, pues siguen sin fluir los recursos del Seguro Popular para cubrir los servicios prestados a sus afiliados este 2016. Hubo un adelanto al contrato de 900 millones de pesos firmado para este año, pero el adeudo rebasa los siete meses.

“La Universidad de Guadalajara (UdeG), como parte de la Junta de Gobierno del Hospital Civil, va a dar todo su apoyo al HCG para que pueda resolver los problemas que tiene: en la gestión de aspectos presupuestales con la federación para el capítulo mil, el incremento al gasto operativo… y mejorar los recursos del Seguro Popular”, comentó ayer el rector general, Tonatihu Bravo Padilla, quien admitió que aunque nadie lo desea, el escenario para el HCG es crítico.

Bravo Padilla refirió que medicamentos y reactivos se incrementan de manera adicional por la depreciación del peso. “Entonces se compra menos con mucho más dinero”. A eso hay que añadirle el recorte en el presupuesto 2017 del Seguro Popular. “Tenemos que ver que vamos que hacer para enfrentarlo; hay que recordar que el Seguro Popular requiere como obligación una contraprestación del gobierno del estado, entonces si se recorta la parte federal, pues que la parte del estado haga su papel y su función de compensar”.

El entrevistado refirió que el convenio suscrito con el gobierno estatal, tras el paro del pasado 24 de junio, demostró “que eran reales los adeudos que tenía el hospital”; sin embargo, los recursos fluyen a cuentagotas “y se va a volver a generar otro problema similar al que tuvimos”.

El impacto de esta crisis financiera será analizado en la sesión ordinaria que la Junta de Gobierno del HCG celebrará el próximo lunes, informó el rector.

MC