Inseguridad termina con colonia en Torreón

Se trata de la Nueva México ubicada al pie del Cerro de las Noas, aún quedan las huellas de las balaceras y de 200 casas solo cuatro están habitadas.

Torreón, Coahuila

Como zona de guerra lucen las calles y pasillos de la colonia Nuevo México al poniente de Torreón, sector que en los últimos siete años se vio afectado por la violencia y el pandillerismo.

Las paredes tienen plasmados los mensajes de grupos delictivos, además de los nombres de jóvenes que alguna vez jugaron en las canchas que hoy están destruidas.

En dos años el sector ubicado al pie del Cristo de las Noas y que se construyó entre rocas hace 50, luce casi desolado.

Son 200 viviendas abandonadas, solo en cuatro habitan personas de la tercera edad, ya que el crimen organizado terminó con rejas, muros, cables, tuberías, puertas, ventanas y postes de luz.

El daño a la fecha es irreparable, las familias huyeron ante los constantes asesinatos que se registraban en la zona, dejaron sus pertenencias bajo cadenas y candados que no bastaron para detener a los ladrones.