Crecimiento sin precedentes de la trata de personas en México: CNDH

De acuerdo a fuentes no oficiales estiman hasta 70 mil afectados tan sólo entre niños, manifestó Fernando Batista Jiménez, Quinto Visitador General de la Comisión Nacional de Derechos Humanos 
El Visitador señaló que la CNDH ha impulsado acciones con todos los sectores a fin de combatir y prevenir la trata de personas
El Visitador señaló que la CNDH ha impulsado acciones con todos los sectores a fin de combatir y prevenir la trata de personas (Guillermo Gómez Pastén)

Puerto Vallarta

En los últimos años la trata de personas ha alcanzado dimensiones sin precedentes, que de acuerdo a fuentes no oficiales estiman hasta 70 mil afectados tan sólo entre niños, manifestó Fernando Batista Jiménez, Quinto Visitador General de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), al participar en el Foro “Trata de Personas y Turismo Sexual en México, Retos para un Cambio”, que se lleva a cabo en Puerto Vallarta.


Además detalló que esta problemática se encuentra en granjas agrícolas, talleres clandestinos, maquiladoras y en la industria de la construcción y de los espectáculos, “pero también a la vuelta de la esquina, en los semáforos, en las calles e incluso en nuestros propios hogares”, refirió que el filósofo inglés Thomas Hobbes, escribió en su famosa obra Leviatán, que el hombre es el lobo del hombre y aseguró que si se vuelve la mirada hacia la trata de personas, se puede, lamentablemente, constatar en cierta medida, que Hobbes tenía razón.

Refirió que la trata de personas es un delito que atenta en perjuicio de la fuente, del fundamento mismo de todos y cada uno de los derechos humanos, que es la dignidad de la persona y lacera un sinnúmero de derechos humanos como son el derecho a la libertad, a la integridad, a la seguridad personal, a la intimidad y desde luego al libre desarrollo de la personalidad.

Consideró que con cada acto de la trata en perjuicio de cualquier ser humano, se vulnera a la sociedad en su conjunto, al estado de derecho y los ideales de justicia, por lo que se impide construir un México garante de los derechos fundamentales y prerrogativas.

Al mismo tiempo, impacta a todos los sectores de la población, aunque de manera más lacerante e importante, a los niños y adolescentes.

“Ellos y ellas, que constituyen el principal tesoro y futuro de las naciones, se encuentran en grave riesgo de sufrir la victimización y los estragos de este grave flagelo”.

Dávila Fernández mencionó que para la Organización Internacional del Trabajo, los niños y los adolescentes, representan el 21 por ciento de las víctimas de explotación sexual a nivel mundial y en México precisó, las cifras más conservadoras calculan el número de víctimas de explotación sexual, solamente tratándose de niños y niñas, entre 16 mil y 20 mil.

Sin embargo destacó que fuentes no oficiales estiman esta cifra hasta índices de 70 mil.

De la información que se ha recabado en la CNDH, destaca que del total de las víctimas de la trata de personas en México, el 40 por ciento son menores de 18 años, de ahí la responsabilidad del estado mexicano para evitar que las niñas, los niños y los adolescentes, sean enganchados por los delincuentes y también para prevenir cualquier forma de explotación.

“El estado no puede permitir que siga este grado de explotación en perjuicio de los seres humanos, debemos implementar medidas eficaces para prevenir este delito, para perseguir a los delincuentes y también, para brindar la debida atención a las víctimas”.

Finalmente, el Visitador señaló que la CNDH ha impulsado acciones con todos los sectores a fin de combatir y prevenir la trata de personas pues el país enfrenta diversos retos, entre ellos, “en materia de prevención hace falta realizar campañas más incisivas con miras a alertar a la población más vulnerable”.