Crecimiento desordenado es por falta de comunicación, dicen urbanistas

Los municipios metropolitanos y el estado deben sincronizar sus planes de desarrollo urbano, coinciden especialistas.
Los especialistas coincidieron en que los municipios metropolitanos deben sincronizar su crecimiento con el de la capital de Nuevo León.
Los especialistas coincidieron en que los municipios metropolitanos deben sincronizar su crecimiento con el de la capital de Nuevo León. (Archivo / Leonel Rocha)

Monterrey

Las autoridades estatales no sincronizan los planes de crecimiento con los municipios, por lo que afectan el desarrollo ordenado en el área metropolitana, coincidieron Jorge Longoria Treviño y Juan Ignacio Barragán, especialistas en urbanismo.

Longoria Treviño, consultor y arquitecto, expuso que debido a que la mayoría de los habitantes de Nuevo León tiene que pasar en algún momento por el gran centro metropolitano que es Monterrey, los planes deberían de girar en torno a la capital de Nuevo León.

Sin embargo, aseguró que actualmente, a excepción del mismo Ayuntamiento regiomontano, nadie le pone atención a la zona.

"Seguimos con un criterio disperso en el sentido de que cada municipio se considera prácticamente como una isla, cada uno planifica en su propia servilleta y sin considerar cuál sería el balance y equilibrio que debería de existir en los usos del suelo en cada uno de los municipios", expuso Longoria Treviño.

La competencia para mejorar la metrópoli, argumentó, recae también en los municipios con los que tiene frontera, como San Nicolás, San Pedro y Guadalupe.

"Esto debería de importarle a todos y a muchos; sin embargo, la autoridad estatal no se le ve que trate de ser el conductor y fomentar el equilibrio en este tipo de acciones y esfuerzos en conjunto", detalló el especialista.

Como un punto más en contra de los planteamientos urbanos, Longoria Treviño señaló que el partido político al que pertenecen los funcionarios dirigentes es el que bloquea la comunicación para mejorar el desarrollo urbano.

"Los municipios están dejando de ser promotores del desarrollo a convertirse prácticamente en voceros partidistas y eso es lo que está dañando la ciudad", añadió Longoria.

Aunque reconoció que la tendencia mundial de crear ciclovías y desestimular el uso del vehículo particular se toma en cuenta en las mesas de algunos alcaldes en Nuevo León, el arquitecto indicó que por el otro lado, las contradicciones entre los planes urbanos no dan facilidades para su crecimiento.

"Los esfuerzos que se están haciendo en ciclovías prácticamente resultan atropellados y, valga la redundancia, por el propio vehículo; no podemos descartar y sacar de la vista una planeación vial metropolitana integral, porque la planeación metropolitana bajo este criterio sería las venas que le darían vitalidad, sentido y funcionamiento a toda la metrópoli", sentenció.

En el mismo sentido, el presidente de la Sociedad de Urbanismo Región Monterrey, Juan Ignacio Barragán Villarreal, dio a conocer que incluso por escrito se ha notificado a las instituciones de gobierno para que actualicen sus planes, ya que datan de hace más de una década.

"El plan de desarrollo urbano de la zona conurbada de la ciudad de Monterrey vigente data del año 2003, ese plan contenía algunos proyectos actuales y algunos no", refirió.

Si bien estableció que debido a la contingencia del huracán Álex se tuvieron que realizar otras obras, hasta el momento no se han tomado en cuenta una sincronización de los documentos que integran proyectos urbanos.

"Entendemos que hubo una emergencia y por lo mismo se justifica, pero esa emergencia ya pasó hace casi cuatro años y el plan metropolitano no se ha actualizado, ni siquiera se ha integrado el plan vial metropolitano", dijo Barragán Villarreal.

En tanto, el especialista mencionó que de no plantear proyectos con orden, estos también podrían ejecutarse fuera de la legalidad, debido a que la Ley de Desarrollo Urbano de Nuevo León especifica que para elaborar, modificar y aprobar un programa de ordenación de la zona conurbada se necesitan reuniones en sesiones oficiales en la Comisión de Conurbación de la entidad.

"La Ecovía sí está incluida en el plan de movilidad sustentable que se publicó hace algunos cinco años, pero no se ha plasmado en el plan de desarrollo urbano es por eso que tiene fragilidad legal", mencionó Barragán Villarreal.

En el caso del segundo piso en Gonzalitos, el urbanista, mencionó que si bien este se encuentra plasmado en los proyectos de movilidad sustentable, no se encuentra en los planes de desarrollo urbano de la entidad.

"Como sociedad de urbanismo exigimos el respeto de la ley y que las obras queden inscritas en los planes porque esa es nuestra única garantía de legalidad, transparencia y de orden en la ciudad.

"Hay que adecuar y actualizar los planes. El plan de desarrollo urbano de la zona metropolitana de Monterrey debió de haberse ajustado e incluir el Par Vial, Ecovía, la Línea 3 del Metro, etcétera, pero todos tienen que verse de una manera ordenada y como un sistema", agregó.

Si bien, Fernando Gutiérrez Moreno, secretario de Desarrollo Sustentable, aseguró que actualmente tienen platicas con los alcaldes metropolitanos para planear el desarrollo urbano de Nuevo León, por otra parte, desconoce el estudio de Monterrey "que da luz verde" en materia técnica al segundo piso en Gonzalitos.