Crecen inconformidades contra la gerencia de la OFJ, su director y la SC

En la sesión convocada por la Comisión de Cultura del Congreso del Estado y el CECA, Emanuele Casieri dijo que fue engañado por la gerencia de la OFJ.
La reunión que inició con 60 personas terminó con cien.
La reunión que inició con 60 personas terminó con cien. (Enrique Vázquez)

Guadalajara

Apenas unos minutos después de las doce del medio día de ayer comenzó la sesión extraordinaria que abrió la Comisión de Cultura del Congreso de Jalisco en el Salón Prisciliano Sánchez del Congreso del Estado que se vio rebasado por cerca de cien músicos y artistas asistentes y que estuvo también moderada por integrantes del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Jalisco (CECA).

De entre los temas que se tenían en agenda y que ya habían sido anunciados tales como la exposición de inconformidades por la compra de obra para la Colección Pueblo de Jalisco, la recomendación que la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) hizo a Marco Parisotto al determinar que sí discriminó a músicos y la situación en la que se tiene a varios grupos representativos de la SC como el Coro del Estado y la Orquesta Típica de Guadalajara, la sorpresa fue que durante el acto Emanuele Casieri, músico italiano, alzó la voz y afirmó que 35 músicos, incluido él, han sido víctimas de engaños por parte de Marco Parisotto, director artístico de la Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ) y de la dirección administrativa de la agrupación.  Casieri relató que se le ofreció un contrato por cinco años con opción a renovar por otros cinco, con un sueldo digno que incluía atractivas prestaciones y tres mil dólares para apoyar el traslado de su familia y hasta el momento la agrupación no le ha dado ningún contrato para firmar.

El músico dijo que visitó la ciudad, que le gustó “todo el paquete de llevar una calidad de vida muy alta”. Su arribo se dio en enero pese a que no había recibido el contrato aún, pues “a mí también me vendieron muy bien el proyecto, yo confío en la gente. He trabajado casi en todo el mundo como trompetista y nunca voy a pensar que aquí se hacen las cosas muy diferentes”. Como él, varios músicos han trabajado durante semanas sin contrato y cuando se los presentaron se dieron cuenta que no correspondía a lo pactado, se trataba de un contrato multianual con posibilidad de renovar a cinco años sin prestaciones, destacó.

Dichos músicos presentaron una demanda grupal a través de un abogado que les orientó, en respuesta la gerencia les pedía rescindir el contrato por conductas inadecuadas. El artista expuso que algunos músicos no hablaban español y así se les hizo firmar, otros, como Casieri no firmaron, varios continúan trabajando con temor y algunos no reciben pago, lo cual los pone en una circunstancia delicada en la que no tienen posibilidad de regresar a su país, incluso no tienen para comer, señaló.

Al respecto, el administrador de la OFJ, Arturo Gómez Poulat negó tajantemente las acusaciones y dijo que el trompetista italiano vino conociendo las bases de la convocatoria que consistía en un periodo de seis meses de prueba. “Todo lo que han dicho ahí son mentiras, mi peor temor es que el maestro Parisotto se nos vaya a desesperar y se nos vaya. Es un extraordinario director y lo que han dicho son mentiras y desde 1980 estoy siguiendo a esta orquesta y es triste verla en un letargo”.

La sesión se realizó en medio de un ambiente salpicado de tensión, los integrantes de la mesa redonda tomaron sus asientos, estuvieron los diputados de la Comisión de Cultura: Kehila Kú Escalante, Juan Carlos Anguiano Orozco, María de Lourdes Martínez Pizano, Héctor Alejandro Hermosillo González, José Pedro Kumamoto Aguilar, Fela Patricia Pelayo López y María del Refugio Ruiz Moreno y Mónica Almeida López además del representante de la Orquesta Típica; Orlando Idrovo, uno de los músicos  que aún mantiene demanda laboral contra la OFJ  e integrantes del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (CECA).

Al inicio había poco más de 60 personas que se acomodaron apretadamente en la Sala Prisciliano Sánchez  y conforme pasó el tiempo se incrementaron a cerca de cien, incluso la mayoría de integrantes del Coro del Estado de Jalisco, poco menos de 40 personas,  estuvieron presentes vestidos de gala; también estuvo Xóchitl Vázquez secretaria general del Sindicato de Servidores Públicos de la Secretaría de Cultura.

La sesión fue la oportunidad para elevar una serie de señalamientos que el gremio artístico ha venido presentando al Poder Legislativo, todos ellos sustentados y documentados, que apuntan hacia la SC.

Fuera de la minuta se expuso además el caso del Ballet Folclórico del estado, del Coro del Estado, del Festival Onésimo González que se realiza bajo amenaza de retirar el nombre, de un estudiante de música y del dueño de la galería Tiro al Blanco quien apuntó hacia la dirección de Industrias Creativas de la SC.

A lo largo de la sesión se hizo la exposición puntual de las distintas situaciones como el estado financiero de la OFJ que según el periodista Ernesto Álvarez, está prácticamente en quiebra.  Por su parte, René Arce, presidente del CECA, dijo que la SC ha tenido “oídos sordos a las peticiones” del gremio del arte en Jalisco, y acusó que durante dos años han intentado remediar distintas estas situaciones que “han sido imparables”, y sentenció que solo han recibido “medias verdades, mentiras o no se nos dan las respuestas”.

Todos los diputados de la comisión presentes manifestaron estar ahí porque les interesan las demandas de la comunidad artística, Juan Carlos Anguiano se extendió un poco más y dijo estar “consternado y preocupado”, aseguró que buscarán soluciones pues están obligados a darlas, reconoció el valor de los artistas que se acercaron al Congreso y se disculpó con Casieri pues dijo “es una vergüenza para el país, no solo para el estado”.

Por su parte Kehila Kú Escalante, presidenta de la comisión anunció que será el 16 o 17 de junio cuando comparezca ante este quórum Myriam Vachez, titular de la SC y que en pocos días definirán el día y la hora exacta.