Crecen enfermedades reumáticas en población infantil

Con tratamiento los menores de edad pueden llevar una vida normal y evitar discapacidades. El reto es su diagnóstico, que suele ocurrir hasta con siete años de evolución, señala especialista. 
En los casos de artritis crónica juvenil, la articulación se presenta roja y caliente, generalmente por las mañanas
En los casos de artritis crónica juvenil, la articulación se presenta roja y caliente, generalmente por las mañanas (Archivo)

Guadalajara

Fiebre, erupciones cutáneas, debilidad muscular e inflamación de articulaciones que reaparecen una y otra vez, pese a haber recibido tratamiento, son algunos de los síntomas que pueden alertar sobre la presencia de una enfermedad reumática en los niños. Estos padecimientos, que la gente conoce bajo el genérico de reumas, y erróneamente se asocian a la vejez, se han incrementado en los últimos años en la población infantil.

“Este incremento es debido a factores tanto ambientales, infecciosos y algunos genéticos que todavía no tenemos bien definidos”, señaló el titular del Servicio de Reumatología Pediátrica del Hospital General de Occidente (HGO) de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), Gabriel Vega Cornejo, quien explicó en entrevista que hay varios tipos de enfermedades reumáticas, y aunque se consideran poco frecuentes en México se carece de una estadística certera sobre el total de casos -tanto infantil como juvenil-que impacta cada una.

“Lo que sí puedo decir es que actualmente en el HGO tenemos un aproximado de 400 pacientes pediátricos con enfermedades reumáticas. Y el mayor problema que tenemos es el retraso en su diagnóstico que es de cinco y hasta siete años. ¿Por qué? Por ser padecimientos que se presentan con inflamación, se trata y tiene mejoría el paciente, y luego reaparece el cuadro, se empiezan a hacer ciclos”, describió. Esto motiva que un niño o niña, vaya de un médico a otro, que prescriben antiinflamatorios sin mayor escrutinio. “Falta también educación de médicos generales, pediatras, y todos los involucrados en la atención del primer contacto”, opinó.

Por ello, los papás tienen que estar atentos a identificar síntomas que pueden ser muy vagos, o son comunes en muchas otras enfermedades. En el caso de la artritis crónica juvenil, donde la articulación se presenta roja y caliente, generalmente por la mañana, sensación que dura unos 45 minutos. “Esto nos debe dar la pauta de ir al médico y lo revisen, pues son datos que también se presentan cuando hay tumores y hay que descartarlo”, ejemplificó.

Al HGO llegan cada semana dos a tres casos nuevos, y el hospital, que recientemente instituyó formalmente el Servicio de Reumatología Pediátrica, busca aumentar este número, a través de la capacitación; ya que el mejor pronóstico depende del tiempo de evolución de la enfermedad. Lo contrario facilita la presencia de secuelas en riñón, cerebro y articulaciones, limitando la movilidad de extremidades inferiores o superiores. En el pasado, el lupus incluso era sinónimo de muerte, por complicaciones renales. Hoy no.

“Llegan a fallecer algunos pacientes dependiendo de la agresividad de las enfermedades, pero se ha venido modificando esto. La principal mortalidad es por infecciones, pero en general el pronóstico es bueno: una calidad de vida adecuada… Una vez que se detectan y se da tratamiento adecuado hay gran posibilidad que los niños lleven una vida normal, crezcan y se desarrollen sin secuelas, y puedan estudiar, trabajar y tener hijos”, mencionó el experto. 

Vega Cornejo dijo que el lupus y la artritis son más frecuentes en las niñas, mientras que las espondiloartritis inflamatorias se presentan más en el sexo masculino. El tratamiento en todos los casos es a través de fármacos que ya están probados, y que se prescriben en función del tipo y evolución de la enfermedad reumática que tenag el paciente.

En México sólo existen cincuenta médicos con subespecialidad de reumatólogos pediatras. Dos en Jalisco. Hoy en día, el Centro Médico Nacional de Occidente del Instituto Mexicano del Seguro Social y el HGO son los únicos hospitales públicos que ofrecen el servicio de Reumatología Pediátrica en esta entidad. Cabe destacar que las enfermedades reumáticas pediátricas, después de los cinco años de edad, no son cubiertas por el Seguro Popular, una petición que elevan los especialistas es incluir su financiamiento a través de Gastros Catastróficos, refirió. Esto no obsta par que en el HGO se brinde la atención, con apoyos obtenidos vía trabajo social. 

Claves

De las enfermedades reumáticas pediátricas

Son un grupo de padecimientos que se manifiestan con varios síntomas, por lo general fiebre, erupciones cutáneas, inflamación, dolor, enrojecimiento o dificultad para mover articulaciones, dolor muscular.

Pueden presentarse en bebés de sólo meses de edad hasta adolescentes.

De cinco a siete años es el retraso en el diagnóstico de estos padecimientos.

Cerca del 6.5% de la población infantil sufre alguna enfermedad reumática crónica que la llega a producir discapacidad.

Es importante estar atentos a las molestias que refiera tener un niño en las articulaciones. En especial si se repite a una sola hora del día.