Crean hilo de sutura que inhibe el crecimiento de agentes patógenos

UAEM tiene como base fibras naturales como el henequén y está impregnado con nanopartículas de plata, lo que permite que sea empleado en procedimientos quirúrgicos.
Especialistas del Centro de Investigación en Química Sustentable.
Especialistas del Centro de Investigación en Química Sustentable. (Especial)

Toluca

Especialistas del Centro de Investigación en Química Sustentable (CIQS) de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) crearon un hilo de sutura capaz de inhibir el crecimiento de microorganismos patógenos, informó el investigador Oscar Olea Mejía.

La aplicación de la tecnología de vanguardia, específicamente de nanopartículas, en este caso, al campo de la Medicina, puntualizó, demuestra que los proyectos desarrollados en la UAEM tienen como propósito explicar o solucionar problemáticas sociales.

El también encargado del Laboratorio de Nanotecnología, espacio que alberga microscopios de alta definición y con capacidad de analizar objetos que no son visibles para el ojo humano, señaló que el hilo de sutura creado en la Autónoma mexiquense tiene como base fibras naturales como el henequén y está impregnado con nanopartículas de plata, lo que permite que sea empleado en procedimientos quirúrgicos.

Olea Mejía destacó que las nanopartículas de plata conservan el potencial de ser bactericidas naturales, pues son capaces de inhibir el crecimiento de hasta 600 microorganismos patógenos, lo cual fue comprobado primeramente, con experimentos in vitro, donde hongos y virus detuvieron su desarrollo, al entrar en contacto con las nanopartículas.

Sin embargo, refirió, las pruebas de la efectividad de este hilo fueron efectuadas en el Hospital Veterinario para Pequeñas Especies de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UAEM, donde se suturaron heridas de especies animales, luego de ser operadas, y no requirieron la aplicación de ningún tipo de antibiótico para su recuperación.

Oscar Olea Mejía subrayó que el estudio de la nanotecnología tiene un alto espectro de posibilidades, pues tan sólo en el campo de la Biomedicina es posible, por ejemplo, aplicar las nanopartículas como detectores de agentes cancerígenos en el organismo.