Crean asientos regulares, ahora están abandonados

Con el objeto de contrarrestar la ocupación ilegal, el Gobierno del Estado fracciona y vende con facilidades; se venden, pero no se ocupan.
Plan contra asentamientos irregulares no ha funcionado.
Plan contra asentamientos irregulares no ha funcionado. (Especial)

Ciudad Mante

Con el objetivo firme de eliminar asentamientos irregulares y promover el patrimonio legal, el Gobierno del Estado en dos ocasiones en los últimos 20 años, ha fraccionado y vendido reservas que hoy en día, están desocupadas en más de un 50 por ciento a pesar de estar vendidas.

Esto demuestra, dicen habitantes de estas áreas, que existe mucha gente que compró sin necesitarlo y le quitó la oportunidad a quienes menos tiene  de hacerse de un terreno y evitar seguir viviendo en áreas ilegales.

Oscar Barragán Murillo, ,ex presidente de colonos en la Vamos Tamaulipas beneficiado bajo uno de estos programas, dijo que el objetivo de las administraciones estatales ha sido bueno y no saben en qué momento ha dejado de tener éxito, pues actualmente, los fraccionamientos creados siguen abandonados y las zonas irregulares en pleno crecimiento.

Explicó que tan solo en la colonia Vamos Tamaulipas y en el Fraccionamiento Jalisco, hay más de un 50 por ciento de las viviendas y terrenos están sin ser utilizados por sus dueños, quienes en algunos casos ni siquiera han terminado de pagarlos al Gobierno del Estado.

“Ese ha sido un problema porque todos pidieron, aprovecharon algunos para hacer negocio, adquirieron los lotes pero para venderlos a un mayor precio y el hecho de que no se vinieran a vivir aquí, fue lo que ocasionó que los servicios básicos se tardaran en llegar”, dice al agradecer al actual gobierno del Estado y municipal, que una década después, se esté introduciendo el drenaje y una ampliación de red de energía eléctrica.

El otro caso es el del Fraccionamiento Jalisco, en donde además de una vasta extensión de terrenos que se han ido vendiendo a quienes demuestran requerirlo y no ser dueños de otra propiedad, el gobierno estatal de Eugenio Hernández Flores, entregó casas.

El actual delegado del ITAVU Julio Peña Segura, confirmó que solo un mínimo porcentaje de quienes recibieron esas viviendas –menos de un 10 por ciento- las ha terminado de pagar.

El resto de quienes a través de una asignación directa la recibieron, están en proceso de pagarlas y la mayoría, solo ha cubierto el pago inicial pero de ahí en fuera, no ha realizado aportación alguna y las mantiene abandonadas.

Asegura que se están buscando mecanismos para reasignarlas, pero el problema, es que al igual que los lotes de la Vamos Tamaulipas y la Nuevo Amanecer, las casas del Fraccionamiento Jalisco siguen en manos de personas que las pidieron, no las están aprovechando y tampoco dejan que otros se beneficien con ellas.

Señaló que este proceso de reasignación, pudiera operar en beneficio de quienes actualmente habitan en asentamientos irregulares, sin embargo, ve difícil que quienes habitan en zonas como la Rosalinda Guerrero o la Jesús García Corona, quieran abandonar las áreas que han ocupado por años, para irse a vivir a zonas regulares.

Eso dice, se ve lejano porque ellos no buscan reubicación, sino la regularización de sus terrenos y nada más.

Todavía existen grandes retos en la determinación de la vulnerabilidad física y social, así como en los mecanismos que constituyen la construcción social del riesgo.