Costumbres en Tetitlán estimulan el desarrollo

Desde la instalación de la telesecundaria en los años ochenta, la educación media es obligatoria; si algún miembro de la comunidad no lleva a sus hijos a la escuela paga una multa de mil pesos por ...

San Pedro Tetitlán

Al transitar sobre la súper carretera Cuacnopalan- Oaxaca, a la altura del kilómetro 45, se observa a lo lejos la cúpula de la parroquia de San Pedro, santo que veneran en esta población de apenas mil 300 habitantes, en su mayoría hablantes de náhuatl, personas que se sienten orgullosos de sus raíces y sus tradiciones.
San Pedro Tetitlán forma parte de las cuatro juntas auxiliares que tiene el municipio de San José Miahuatlán, además de San José Axusco, San Mateo Tlacoxcalco y San Jerónimo Axochitlán; de éstas Tetitlán es la que ha sobresalido por su organización y la aplicación de disposiciones enmarcadas en usos y costumbres a las que todos deben apegarse porque así lo dispusieron los abuelos o bisabuelos, son normas no escritas en reglamentos pero que se cumplen puntualmente porque así lo establecen las asambleas.
En esta población no hay distingos, las tradiciones las cumplen desde el profesionista hasta el jornalero; aquí no se mide el poder económico, sino la participación comunitaria que ha servido para que en esta junta auxiliar exista orden y progreso.

EL SOSTÉN ECONÓMICO

La llegada de la súper carretera Cuacnopalan-Oaxaca, allá en el ocaso del sexenio de Carlos Salinas de Gortari, en 1997, permitió que esta población donde las actividades predominantes eran el pastoreo de ganado, cultivo de maíz y frijol para el autoconsumo y el tejido de artesanías de palma, se abriera a otras actividades económicas; la vía fortaleció el comercio y atrajo a la industria maquiladora, en esta última hoy labora el 80 por ciento de la población económicamente activa que acude a las aproximadamente siete empresas que hay.
Adrián Pacheco, oriundo de esta población, egresado de la segunda generación de la telesecundaria de este lugar, hoy es el director de la primaria bilingüe Leyes de Reforma –antes Ignacio López Rayón-, tiene 24 años en el magisterio y considera que la llegada del progreso a toda comunidad trae beneficios y perjuicios.
Beneficios porque al estar cercana a esta población la súper carretera, la comunicación es más rápida, hoy en día cuentan con tres accesos que facilitan el traslado a Tehuacán; además dejó atrás los problemas económicos que tenía a principios de la década de los setenta, cuando sólo había una maquiladora en el municipio de San Gabriel Chilac, donde acudían algunas personas de esta población a laborar.
Perjuicios porque se han dado momentos en que por la migración y el cambio de estatus económico, las personas rechazan las tradiciones por creer que los patrones de las ordenanzas que fueron implantadas por sus antecesores son obsoletos y están fuera de moda; sin embargo las raíces son fuertes y la mayoría de la población mantiene las costumbres porque saben que eso les ha permitido el orden.
El alcalde en funciones, Juan Hernández González, señaló que la educación es uno de los principales ejes de gobierno que van a fortalecer y resaltó el trabajo que hacen los habitantes de Tetitlán donde hay organización y participación ciudadana, por eso dijo que en el resto de poblaciones subalternas y la cabecera municipal trabajarán al lado de docentes y padres de familia para atender las necesidades que en este rubro existen.

CLASES O SANCIÓN ECONÓMICA

Lo que ha hecho diferente a San Pedro Tetitlán del resto de juntas auxiliares es el tipo de organización que tienen sus habitantes, mantener los usos y costumbres, ha traído beneficios que les han permitido un mayor desarrollo.
Anteriormente la educación secundaria no era obligatoria en el resto del país; por el contrario, en Tetitlán sí lo era, así lo decidieron en asamblea, porque aquí cualquier acuerdo que toma la comunidad en beneficio de la iglesia, escuela o alguna actividad cultural, que aprueba la mayoría de los habitantes la autoridad en turno lo aplica.
Por eso cuando a principios de los años ochenta llegó a este lugar la telesecundaria, para que tuviera alumnos en cada ciclo escolar, la autoridad auxiliar en turno "obligó" a todos los jóvenes incluyendo a quienes dos o tres años atrás habían concluido su primaria a inscribirse y así la SEP viera que sí había alumnos y no se pusiera en riesgo a esta institución.
Inclusive se aplicó una disposición, alumno o alumna que desertara le aplicarían una sanción económica, en ese entonces era de mil pesos por ciclo escolar; eso favoreció a que niños y jóvenes estuvieran en las aulas.
Con esta disposición todos los padres de familia se sentían obligados a inscribir a sus hijos.

ACUERDO VIGENTE

A pesar de que esa disposición se aplicó décadas atrás y que los patrones de conducta sociales han cambiado en esta población, se mantiene la obligación de estudiar secundaria, no falta uno que otro que la violente y es sancionado, pero rectifica e inscribe a su hijo, por eso la mayoría sigue respetando esa disposición.
La última vez que se aplicó una sanción fue hace poco más de tres años, algunos que incumplieron con mandar a sus hijos a la escuela y fueron obligados a pagar su "cuota", hoy no hay un solo padre de familia que esté entregando su cooperación, porque todos tienen la idea de que sus hijos deben ir a la escuela.
En esta población el 99 por ciento de la población en edad de cursar su preescolar o primaria acude a la escuela, inclusive hay niños que están cuatro años en preescolar, varios acuden como oyentes porque les gusta, se sienten motivados.
Aquí no hay deserción escolar, el director de la primaria recuerda que en este ciclo escolar hubo dos bajas, se dieron porque los niños venían provenientes de San Gabriel Chilac y sus padres optaron por inscribirlos en esa población.
Del total de los niños que están en edad de estudiar, sólo dos no están inscritos porque requieren de educación especial.
En secundaria ocurre lo mismo, los padres de familia saben que sus hijos deben estar tres años en preescolar, seis en primaria y tres en secundaria. Por lo que toca al bachillerato si este no ha tenido un crecimiento tan rápido, se debe a que es digital y los estudiantes tienen más confianza al maestro frente grupo, pero no se desestima a esta institución que lleva un año en servicio y cuenta con una población escolar de 15 estudiantes.
La preocupación que hay en padres de familia para que sus hijos estudien, pero además la participación que ellos tienen en el proceso de enseñanza, ha permitido que esta institución en la prueba Enlace haya obtenido en los dos últimos años la mejor puntuación, están colocados arriba de la media nacional, al alcanzar desde los 530 hasta 680 puntos.
Mientras que otras escuelas de la zona apenas llegan a rebasar por poco la media. Estos resultados tienen que ver con la organización y participación de los tutores, "en la primaria el maestro no marcha solo, tienen el acompañamiento de los padres de familia, hay una corresponsabilidad, por eso en la reciente olimpiada del conocimiento de esta zona, la primaria de este lugar sobresalió al calificar los estudiantes de los seis grados en primero, segundo o tercer lugar".
Los padres no sólo cuidan que sus hijos acudan a la escuela, participan en varias actividades, como en los círculos de lectura donde analizan cada uno de los temas que leen y en lo posterior exponen a los grupos, en la capacitación que se da a los estudiantes en programas ambientales, entre otros.

FOTOS CON PRESIDENTES

El trabajo de maestros, reforzados con el que hacen padres de familia, ha hecho que en tres ocasiones esta primaria haya tenido a un representante en la reunión que anualmente hay con el presidente de la República que recibe en Palacio Nacional a los estudiantes que sobresalieron en su estado.
En las paredes de la dirección hay fotografías de estudiantes de esta primaria con Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón Hinojosa, además tienen trofeos que han entregado a alumnos de esta institución que sobresalieron en concursos de zona.

POBLACIÓN, A LA BAJA

En los últimos cinco años, la población escolar en este lugar ha ido a la baja debido a que los matrimonios tienen uno, dos o tres hijos, ya no hay familias numerosas porque las condiciones económicas son difíciles, por eso planean tener una menor cantidad de descendientes.
Anteriormente la primaria llegó a contar con una plantilla laboral de nueve o diez maestros, hoy sólo son seis docentes. El año pasado tenían inscritos a 142 niños y en este son 139.

EL TRABAJO COMUNITARIO

Los habitantes de este lugar tienen la costumbre que data de décadas atrás de barrer cada ocho días las calles de la población, anteriormente quien no participaba en estos trabajos, le aplicaban una multa de diez pesos, hoy el monto de la sanción sigue siendo el mismo, pero a nadie se lo cobran porque todos cumplen, por eso las calles de este lugar están limpias.
En esta población todo varón que cumple los 18 años, es un ciudadano y pasa a formar parte de la lista general de contribuyentes del pueblo, por tanto está obligado a participar en asambleas generales, aportar su cooperación económica para cualquier actividad que se realice, participar como policía municipal, en las mayordomías del pueblo que son varias porque el 100 por ciento de sus habitantes profesan la religión católica.
Mientras que los jóvenes que llegaron a la mayoría de edad y están estudiando, quedan exentos de trabajos comunitarios y de cooperaciones económicas, lo hacen para que se dediquen su tiempo al estudio.

RESULTADOS DE LA ORGANIZACIÓN

La obligatoriedad que hay en esta junta auxiliar de que ningún niño se quede sin ir a la escuela, ha dado resultados positivos que se han traducido en progreso para muchas familias.
Adrián Pacheco, director de la primaria de este lugar, dijo que en un recuento que recientemente hicieron de profesionistas originarios de este lugar, encontraron que hay 27 maestros, también hay ingenieros civiles, un médico, arquitectos y abogados en ambos sexos.
En esta población no hay distingos, la mujer debe estar preparada profesionalmente igual que el hombre porque ambos son responsables de que haya una sociedad comprometida con esta comunidad que día a día lucha por la vigencia de su idiosincrasia, por la preservación de sus costumbres que han hecho de San Pedro Tetitlán, un lugar en bonanza.