Rechaza Coparmex propuesta de elevar salario mínimo

Alberto Fernández indicó que esta medida incrementará la pobreza en México.

Monterrey

Bajar el salario mínimo de los burócratas, tener un aparato administrativo más eficiente y disminuir la carga impositiva a los contribuyentes serían medidas más eficientes para erradicar la pobreza en México, en lugar de aumentar el salario mínimo, indicó Alberto Fernández, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana  de Nuevo León (Coparmex).

“Quieren engañar a quien quiere salir de la pobreza con propuestas como elevar el salario mínimo, propuestas que sólo hacen más pobres a los más pobres. Si los políticos realmente quisieran elevar el nivel de vida de los mexicanos, en lugar de buscar votos, no estarían pensando en elevar el salario mínimo por decreto”, consideró Fernández en entrevista con MILENIO Monterrey.

Y es que quien gana el salario mínimo tendría que trabajar 126 años para ganar el salario del titular de la Comisión de Salarios Mínimos en México, señaló el presidente de Coparmex.

“Si realmente quisieran hacer mejoras en la situación económica mexicana, los políticos debieran de trabajar y legislar para bajar los precios de la energía eléctrica, de los hidrocarburos e incorporar a las personas que se encuentran en la informalidad actualmente.

“Coparmex Nuevo León considera que la disposición para conseguir una política integral para mejorar el ingreso del mexicano debe de tener argumentos serios y sólidos, con propuestas viables para elevar el poder adquisitivo. No podemos tomar en serio estas propuestas populistas que buscan elevar el salario mínimo por decreto”, argumentó Fernández.

Hoy los mexicanos pagan 149% más por electricidad residencial que los residentes de Estados Unidos, señaló.

“Una reducción en los costos reales de la luz, reduciría los índices de pobreza. Si los políticos quisieran elevar el nivel de vida de los mexicanos estarían más preocupados por incorporar a todos aquellos que están en la ilegalidad al sector formal, dándoles seguridad social y elevando su calidad de vida”.

Consideró que los salarios mínimos deben estar sujetos a la productividad del trabajador y competir con el aumento generalizado de precios y la inflación, ya que si se hace sin cuidado podría causar estragos en la economía mexicana.

Los salarios mínimos funcionan como medida de pago en más de 300 leyes y en 600 ordenamientos legales a nivel federal y municipal, desde el pago de la prima de antigüedad, las prerrogativas de partidos políticos, los pagos de multas y sanciones y de Infonavit, entre muchos más.

“Generaría inflación a todos los contenidos de estas leyes y reglamentos. Por eso Coparmex propone desarticular el salario mínimo como una unidad de medida”, explicó.

De igual manera, el presidente de Coparmex aprovechó para señalar que es un tema que mantiene preocupada a la inversión privada de Nuevo León  ya que consideran que lo más importante que es que realmente se trabaje en mejorar las situaciones laborales de todos.

“Lo más importante es que el ingreso de los trabajadores se puede generar en México incorporando a mayores empresas a la formalidad. Ya que el ingreso de los trabajadores a la formalidad es en promedio 3 veces el salario mínimo.

“Sin embargo, el 3% de las personas ocupadas que perciben un salario mínimo residen en la informalidad. Es una situación que se agrava cuando se considera que no tienen ingreso a prestaciones de seguridad social, como los trabajadores en la formalidad”, puntualizó Fernández.