Convocan a acumular más de 7 mil denuncias en Profepa

Ciudadanos defensores del Nevado de Colima.
El internet ha cambiado la percepción de estas personas, pues encuentran a otras con su mismo padecimiento, consideró Denis Costello.
El internet ha cambiado la percepción de estas personas, pues encuentran a otras con su mismo padecimiento, consideró Denis Costello. (Patricia Ramírez)

Guadalajara

La existencia de las redes sociales son una arma que cuando los ciudadanos se deciden a utilizar, puede generar condiciones para resolver los grandes problemas de destrucción ambiental, como lo denunciado desde hace casi tres semanas en el Nevado de Colima.

Al menos ese es el espíritu que los usuarios del sitio de Facebook Nevado de Colima.com se están planteando para presionar mediáticamente a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), y a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para que se detenga la tala de los bosques de oyamel y mesófilo de montaña de la ladera oriente del volcán extinto, bajo un permiso otorgado en 2012 al ejido de Huescalapa.

“Tenemos 7,427 miembros en este foro en el que nos une el amor a el majestuoso Nevado de Colima y por ende, su deseo de preservación y cuidado.... Como muchos de ustedes sabrán, el bosque nuevamente está siendo presa de una tala fuera de la ley autorizada por algunas “autoridades” que se hacen de la vista gorda ante la problemática ambiental”, planteó el usuario Noritx Granjis en el muro del grupo público.

“Ojalá y pudiéramos presentar 7,427 denuncias ciudadanas exigiendo a las autoridades la detención definitiva de este tipo de delitos ambientales.... ¡Tú también puedes presentar esta denuncia de manera individual, es gratis y desde la comodidad de tu casa entrando a http://www.profepa.gob.mx/…/21_marco_normativo_denuncias.ht… Tus datos son confidenciales.¡Es hora de proteger y exigir a las autoridades se proteja este hermoso lugar o...! ¿eres de los que se acuerdan del Nevado cuando tiene nieve?”, añade.

En el sitio se han acumulado desde el 17 de junio pasado, fotografías, videos, comentarios, documentos diversos para acreditar el daño ambiental, así como noticias informativas sobre el suceso. Los usuarios expresan su irritación de que se manejen los bienes colectivos –la naturaleza- como de particulares, sin considerar el efecto sobre una región cuya deforestación ha sido creciente en los últimos 60 años.