Convalecen los bomberos y la Cruz Verde de Zapopan

El personal de ambos lugares asegura no contar con las instalaciones adecuadas, pero lo más grave es que no tienen unidades para trasladarse y atender a la población.
Los rescatistas hacen un esfuerzo por dar el servicio a la sociedad.
Los rescatistas hacen un esfuerzo por dar el servicio a la sociedad. (Milenio)

Guadalajara

Con una cartita al Niño Dios tanto los bomberos como los Técnicos en Urgencias Médicas (TUM) del municipio de Zapopan esperarán que se resuelvan o por lo menos se aminoren las carencias con las que tienen que trabajar, ya que a más de un año de iniciada la Administración de Héctor Robles Peiro, hacen frente para atender a los servicios sin equipo, ni vehículos y algunos sin prestaciones.

En un recorrido realizado por MILENIO JALISCO se constató que en ambas dependencias, encargadas de atender cualquier emergencia que se presente en el municipio, las condiciones de trabajo son deficientes.

Uno de los puntos más graves ocurre en los Servicios Médicos, ya que en la Cruz Verde Norte, sólo cuentan con una ambulancia para atender las emergencias que se presentan en esta zona del municipio, aunque también hay carencias básicas, como la falta de medicamentos.

La falta de vehículos así como de herramientas, afecta significativamente el servicio que se presta a los habitantes, ya que esto puede retrasar la atención cuando se presenta alguna urgencia.

En la Dirección de Bomberos de la ex Villa Maicera, además de la falta de parque vehicular, carecen de equipos de protección de combate contra incendios que caducaron hace algunos años, situación que mantiene la bomba de tiempo al interior de la dependencia.

Aunque todo viene de raíz. Para empezar están las carencias en las instalaciones; algunos de los problemas es que ni bomberos ni paramédicos  tienen sitios adecuados para poder descansar, ya que en ambos casos, hay personal que labora durante 24 horas por 48 de descanso.

Colchones sin sábanas y que no se lavan nunca, ventanas sin cortinas e incluso, en algunas bases de tragahumo se pueden ver  goteras o paredes agrietadas, a punto de venirse abajo, son algunas de las imágenes comunes. 

En el caso de las herramientas de trabajo, las ambulancias, las motobombas, pipas y vehículos de rescate, además de los materiales a usar en la atención a lesionados, primeros auxilios, al igual que en incendios, las cosas están peor, ya que éstas llevan usándose desde hace varias Administraciones sin que se haya adquirido material nuevo.

Los paramédicos y bomberos han tenido que valerse de las mexicanadas para hacer funcionar algunos de los utensilios.

Ante esta situación lo único que queda es que al registrarse una emergencia tanto paramédicos como bomberos del norte de  Zapopan pidan apoyo a alguna otra base o puesto de socorro, o bien, esperar a que ambulancias o unidades de  bomberos del municipio de Guadalajara atiendan el servicio o emergencia.