Contrarrestan la apatía ante la capacitación

El patrón debe incentivar al trabajador que recurre a la capacitación con mejores salarios y prestaciones.

Puerto Vallarta

Representantes del sector obrero resaltaron que de manera paulatina se ha contrarrestado la apatía de los trabajadores ante las opciones de capacitación que se le presentan, aunque todavía hay camino que recorrer.

Además, los empresarios alegan que no capacitan a sus trabajadores porque no les es redituable, toda vez que después de que realizaron la inversión, sus trabajadores suelen ser “pirateados” por otras empresas

La propuesta del sector obrero es que el patrón debe incentivar al trabajador que recurre a la capacitación con mejores salarios y prestaciones, de esa forma evitará que se lo “pirateen”. Lamentablemente prefieren traer trabajadores capacitados de otras ciudades y eso ocasiona que crezca el desempleo en las temporadas bajas de afluencia turística.

Dirigentes indican que al haber más capacitación a la clase trabajadora, traerá como consecuencia que las empresas ofrezcan mejores servicios y eso traerá estabilidad en los sectores productivos.

A su vez, los empresarios encuestados indicaron que el sector comercio se ha distinguido por ser generador de progreso y que es elemental para el desarrollo, a pesar de la competencia desleal que representa el comercio informal.

Resaltaron que a cada paso se presentan nuevas exigencias de competitividad y el propio cliente demanda mayor calidad de atención. Ante ello, el sector privado asume los compromisos y para ello es básica la capacitación.

En Puerto Vallarta hay instituciones, empresas hoteleras, que emplean procesos de autogestión, esto es, que adquieren la mayoría de edad en materia de seguridad en el trabajo, de acuerdo a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del gobierno del estado.

La dependencia explicó que esas empresas se inscriben en un programa en el que se comprometen a cumplir con sus obligaciones en materia de salud, seguridad, medio ambiente del trabajo y capacitación. Ya cuando están preparadas, avisan a las autoridades laborales, en este caso la Dirección General del Trabajo, para venir a verificar lo que están haciendo y en un momento dado adquieren por sí solos la capacidad de autoinspeccionarse, es decir, ya no es necesario que un inspector venga, ellos se evalúan.

Algunos hoteles de Puerto Vallarta han alcanzado el Nivel 3 en materia de cumplimiento de obligaciones, dicho de otra forma, ya adquirieron la mayoría de edad. La razón es simple: en la medida que tengan condiciones seguras, que no se cometan actos inseguros por parte de sus trabajadores, están por el camino correcto de alcanzar la seguridad plena.

Esas empresas han apostado a la seguridad para salir adelante y prácticamente tienen en el olvido los llamados “riesgos del trabajo”.

Precisamente los principales objetivos de este evento son promover el intercambio de experiencias en las diferentes áreas del trabajo, mejorar el medio ambiente laboral, así como elevar los niveles de productividad y las condiciones de seguridad.