Ladrilleras y aguas residuales contaminan Durango

La expansión de la zona urbana en el oriente ha provocado que la planta tratadora quede inmersa en los núcleos habitacionales, la de transferencia de sólidos y las ladrilleras ubican en los límites.

Durango

La zona oriente de la ciudad de Durango es reconocida por las autoridades como la de mayor contaminación a consecuencia de diversos factores que van desde la presencia de ladrilleras, la planta tratadora de aguas residuales y la planta de transferencia de desechos sólidos, que generan un alto nivel de contaminación.

En el caso de las ladrilleras, la dirección Municipal de Salud se ha visto rebasada por las acciones que los propios productores de ladrillo realizan para volver a instalarse, pese a sanciones, multas e incluso derribo de obradores que se han aplicado.

En cuanto a la planta de transferencia (antes basurero municipal), la afectación se extiende solo a unos metros a la redonda provocando molestias a los habitantes de sus alrededores, pero también se buscan medidas y acciones que permitan al ayuntamiento trasladar esta planta a otro punto en el que no se genere esta problemática.

La problemática se presenta debido a que la población ha llegado en su demanda de vivienda, hasta los márgenes de la Planta Tratadora.

La Planta Tratadora de Aguas Residuales provoca olores fétidos muy fuertes, sobre todo en temporada de calor y principalmente durante las noches y madrugadas y se ha vuelto uno de los principales problemas de los habitantes.

Es por eso que el Ayuntamiento ha comenzado a trabajar para combatirlos, el director de Aguas del Municipio de Durango (AMD), Agni Otto García quien da a conocer el proyecto integral con el que se estará trabajando para este cambio.

Explica que esta problemática se presenta debido a que la población ha llegado en su demanda de vivienda, hasta los márgenes de esta Planta Tratadora.

“Hace 20 años al oriente de la ciudad se construyeron unas lagunas de oxidación a donde llegaba toda el agua del sistema de alcantarillado de la ciudad, se construyó un emisor para llegar hasta este espacio todo lo que generaba el centro histórico".

Pero la ciudad comenzó a crecer hacia el oriente, entonces se construyeron otro tipo de obras que venían a descargar a este espacio y resultó insuficiente porque eran lagunas de oxidación que solo necesitaban la fuerza del sol y la naturaleza, sin embargo con el crecimiento de la ciudad fue imposible poder llevar a cabo este mismo proceso.

Dado que la planta ha quedado inmersa entre núcleos habitacionales generando este problema, el Ayuntamiento ha decido renovar su sistema de limpieza apostando que con ello, se eliminarán las afectaciones.