Consumir carne de caballo, una opción

Debido a la crisis y al alto costo de los productos de res y cerdo, ganaderos ven factible que la carne de equino forme parte de la canasta básica.

Reynosa

Es muy factible que en el estado de Tamaulipas se pudiera consumir la carne de caballo, sobre todo porque la economía de los bolsillos tamaulipecos así lo requiere, manifestó lo anterior el presidente de la Asociación Ganadera de Reynosa, Gildardo López Hinojosa.

Señaló que es viable el consumo de dicha carne, pues cuenta con los mismos nutrientes que da la carne de res y es buena en calidad energética, por lo que se espera que en un futuro forme parte de la canasta básica de la población.

"En Nuevo León, San Luis Potosí, Durango y Zacatecas consumen la carne de caballo, ojalá en un futuro esto se pueda estar realizando aquí en Reynosa, sería un alimento que se podría incorporar a la canasta básica de todos los ciudadanos, y bueno, con una calidad energética de muy buena aceptación, con muchos nutrientes y no le hace daño a nadie, es de tan buena calidad como lo es la carne de res o de puerco." indicó.

López Hinojosa consideró una tarea difícil educar a los ciudadanos en poder consumir la carne de caballo, puesto que la sociedad no está acostumbrada, sin embargo recalcó que debería ser una opción ya que éste producto, inclusive, pudiera estarse ya consumiendo sin haberse dado cuenta.

"Se pudiera ya estar consumiendo la carne de caballo en todo el estado de Tamaulipas, puesto que entra carne del estado de Nuevo León, de Chihuahua, donde se nombra una molida económica, no te dicen si es de res, pavo, puerco, y bueno pudiera estarse dando que sea ya carne de caballo, no es mala, no hace daño y no perjudica al organismo, pero hará falta la cultura de la aceptación", añadió.

Entre las características, además de ser nutritiva, la carne de caballo es más roja, tiene una textura similar a la de res, es una carne magra, no tiene tanta grasa y contiene proteínas.

"Se dice que el animal es más sano en su alimentación, es más estricto para comer, no es carroñero, no ruñe huesos, es muy selectivo para comer su pastizal o alimento y bueno la carne se guisa igual y tarda el mismo proceso, lo que ayudaría también a la economía de los consumidores, porque en cuanto al precio es de un 50 por ciento menos comparado con el de la carne de res", refirió.

López Hinojosa destacó no obstante, se deben cumplir medidas sanitarias para su comercialización en la ciudad, es decir, tendría que estar autorizado por la Secretaría de Salud y por la COEPRIS, por lo que aún se están haciendo estudios para que esta opción pueda aprobarse y que en aproximadamente dos meses más, se estarían ya sacrificando en Reynosa los primeros equinos para consumo humano, incluso se pudiera pensar en traer caballos de Estados Unidos o Canadá.

"En Reynosa y Tamaulipas existen suficientes caballos a lo mejor para empezar un proceso de sacrificio de un año, pero después de un año tendríamos desabasto por lo que deberemos traer caballos de otros estados de la República, u otros países como Estados Unidos y Canadá donde tienen prohibido el sacrificio de caballos", refirió.

Cabe mencionar que la comercialización de carne de caballo, para los ganaderos podría ser un nuevo negocio ya que es netamente redituable, según comenta López Hinojosa como empresario del ramo.

"Si en la carne de res te ganas un 10 o 15 por ciento porque tiene mucho costo, mucho valor, está muy escasa, bueno en la carne de caballo podrían ganarse un 30 o 40 por ciento muy redituable y podría ser un nuevo negocio para el sector ganadero del estado de Tamaulipas", finalizó.