Construcción del túnel de la Línea 3 durará dos años

Construirán muros subterráneos para evitar afectaciones a edificios públicos.
La tuneladora será similar a la de la imagen, usada en la construcción de la Línea de Alta Velocidad de Antequera-Granada, en España.
La tuneladora será similar a la de la imagen, usada en la construcción de la Línea de Alta Velocidad de Antequera-Granada, en España. (Especial)

Guadalajara

La construcción del túnel de 5.3 kilómetros para el tramo subterráneo de la Línea 3 del Tren Ligero tardará hasta dos años, tarea que estará a cargo de la tuneladora que traerán desde Valencia, España, a finales del primer semestre de este 2015.

Posterior a que sea armada en una “alberca” o pozo de ataque en la Glorieta de la Normal, comenzará a funcionar la máquina de 95 metros de longitud y 11.57 metros de ancho. Su tarea se centrará en tres actividades: excavar, sustraer el material y construir la estructura del túnel conforme avance con el apoyo de semi-aros, conocidas como dovelas.

La parte “medular” para la excavación del túnel es la rueda de corte, que se ubicará al frente de la máquina y mide de 10 a 12 metros. Esta se encargará de girar y con ayuda de cuchillas se logrará excavar y destruir  material rocoso para posteriormente sustraer el escombro a través de una cámara de excavación.

“Estará la cabeza de corte haciendo su trabajo. Hacia adentro de la tuneladora, en alrededor de un metro y medio, ese mismo material se convierte en lodos, porque hay espumas especiales; los buriles de corte lo hacen polvo, se hacen lodos y eso será una contrapresión de la parte que va cortando lo que es el subsuelo, eso es una presión balanceada”, explicó Rodolfo Guadalajara Gutiérrez, director del Sistema del Tren Eléctrico Urbano (Siteur).

Posterior a que el material se convierta en lodo, sirva de presión y para evitar accidentes, se trasladará por el tornillo Sinfín (encargado de trasladar el escombro) para llegar hasta la cinta transportadora, la cual hará llegar el escombro hasta el lugar donde se ubiquen los camiones.

“Avanza  promedio diez metros por día, en zonas rocosas puede avanzar cinco metros, va cambiando dependiendo de la composición del subsuelo. Lo programado es que en un año 8 meses o dos años concluya su trabajo; sale en Plaza de La Bandera y se desarma”, detalló Guadalajara Gutiérrez.

Conforme se avance en la excavación, la maquinaria instalada al interior de la tuneladora se encargará de colocar las dovelas, que serán la estructura del propio túnel. La inversión para la construcción del tramo subterráneo será de 2 mil 700 millones de pesos, de los 17 mil millones de pesos que costará todo el proyecto de la Línea 3.

Para aminorar los riesgos que significa este tipo de obras, se realizarán trabajos de monitoreo con ayuda de tecnología láser que permitirá vigilar las tierras subterráneas y la parte exterior del túnel para detectar aquellas afectaciones provocadas.

“Toda obra tiene riesgos, toda acción tiene riesgos, sin embargo este modelo constructivo es de los más seguros y hay tres acciones básicamente para estar evaluando los riesgos, una es el monitoreo”, indicó el director del Siteur.

Además, se construirán muros subterráneos de piloteo tradicional entre el túnel del tren ligero y aquellas fincas de gran valor y tamaño arquitectónico, como lo son la Catedral de Guadalajara, la Casa de los Perros, el Palacio de Gobierno e iglesias.

Túnel de la Línea 3

La obra de la construcción del túnel se concluirá en un periodo de dos años. La máquina avanzará de 5 a 10 metros por día, dependiendo del material que tenga que excavar o destruir

El costo del túnel será de 2 mil 700 millones de pesos, de los más de 17 mil millones de pesos que costará el proyecto total de la Línea 3 del Tren Ligero

Se construirá un túnel de 5.3 kilómetros con ayuda de una tuneladora que mide 95 metros de longitud y 11.57 metros de ancho

Para evaluar y vigilar posibles afectaciones en fincas cercanas a la contracción del túnel, se realizarán peritajes previos en 50 metros a la redonda de la obra y al momento de reclamarse alguna afectación poder comparar el estado y determinar si los daños fueron causados por la máquina. En caso de ser afirmativo las constructoras se harán responsables de pagar los daños

Todo el material de escombro extraído del túnel será trasladado y depositado en El Hoyanco en el municipio de Tlaquepaque,  espacio abandonado que funcionó como banco de material.  Luego de ser rellenado se pretende iniciar con la construcción de un parque. Aún no se define el espacio en el que se guardarán las dovelas