Construcción ilegal en Los Colomos

Los activistas señalan la presunta violación de un amparo ganado desde septiembre de 2015 para preservar las áreas verdes tapatías.

Guadalajara

La organización Ciudadanos por Colomos denunció ayer que se realiza una edificación al sur del bosque, polígono correspondiente al municipio de Guadalajara, en la zona de acceso de Paseo del Torreón, en presunta violación a una suspensión judicial (juicio de amparo 318/2015), y en contravención a las promesas del gobernador Aristóteles Sandoval y del alcalde Enrique Alfaro, de que no se construiría al interior del área protegida.

Los activistas entregaron a MILENIO JALISCO fotografías tomadas ayer y copias de la suspensión de la juez Séptimo de Distrito en Materia Administrativa y del Trabajo, que el 11 de septiembre de 2015 concedió “suspensión definitiva” a colonos del municipio que se oponen a la última generación de planes parciales tapatíos y decidieron “blindar” las principales áreas verdes del municipio.

“…se concede la suspensión definitiva para que los responsables se abstengan de autorizar u otorgar cambios de usos de suelo, dictámenes de trazos, usos y destinos, licencias de urbanización o reurbanización, licencias de edificación y construcción, licencias o dictámenes de habitabilidad y licencias de giros, esto por lo que hace a las áreas verdes y naturales protegidas del bosque Los Colomos, la barranca de Huentitán, el parque natural Huentitán, parque San Rafael, parque El Dean, el parque Agua Azul, el parque González Gallo, las áreas de protección al acuífero y manantiales de protección a cauces y cuerpos de agua, de prevención ecológica, de conservación ecológica y áreas de transición que son materia del Plan de Desarrollo Urbano de Centro de Población de Guadalajara” (sic) .

La obra se ubica cerca de uno de los estacionamientos del bosque que serán intervenidos para reintegrar el área verde. A los integrantes de Ciudadanos por Colomos les parece incongruente que haya un discurso conservacionista y en los hechos se desmienta. Los trabajos podrían tener un avance de tres semanas, y aseguran que no poseen licencias ni permisos de ningún tipo, porque el Ayuntamiento de Guadalajara está impedido por el juez de distrito de otorgarlo.