“Conserva la ciudad la mitad de sus edificios del centro”

La mitad norte está deteriorada, la mitad centro-sur está arreglada y es la que presumimos. Muchas de las casas más bonitas están en la zona comercial de la 8 a la 14 Oriente-Poniente, son bodegas ...

Puebla

La ciudad de Puebla cumple 483 años de su fundación este 16 de abril con un tercio de sus edificios abandonados y con la necesidad de rehabilitar al menos la mitad del Centro Histórico.

Así lo expresó Eduardo Merlo Juárez, investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), quien explicó que la traza original de la Angelópolis se conserva en casi cuatro kilómetros del Centro Histórico, sin embargo, se perdió en la periferia.

En entrevista, Merlo Juárez resaltó que a partir de los años 40 del siglo XX, la ciudad de Puebla comenzó a registrar el crecimiento de fraccionamientos y colonias que modificaron la traza original.

El también investigador de la Universidad Popular Autónoma del estado de Puebla (UPAEP) destacó que Puebla cumplirá un año más de su fundación con la necesidad de establecer un plan integral de rescate.

¿Cómo llega Puebla al 483 Aniversario de su fundación?

Llega con una buena cantidad de sus edificios, la mitad, digo yo, deteriorados, a punto de caerse pero ahí están. Eso nos invita a buscar la manera de salvarnos, de ponerlos en valor. La mitad norte de la ciudad está deteriorada, la mitad centro-sur está arreglada y es la que presumimos. Muchas de las casas más bonitas están en la zona altamente comercial, la 8, la 10, la 12 y la 14 Poniente-Oriente. La mitad de estas casas son bodegas de comercio en pésimo estado de conservación.

¿Cuántos inmuebles están deteriorados?

Una tercera parte de las casas de la ciudad están en franco deterioro y merecen una rehabilitación urgente.

¿Cómo se encuentra la ciudad de Puebla?

Lamentablemente, en los años 40, todavía en los años 30 conservaba su traza original. En los años 40 empezaron a proliferar las colonias sin ninguna planeación. Los que hicieron esto no tenían una idea de lo que significa la traza de Puebla, una traza perfecta. Rompieron la traza y empezaron a hacer colonias sin ton, ni son, sin alinear las calles.

Puebla comenzó a perder esa característica. Afortunadamente el Centro Histórico se conservó, es decir, ahí no hubo ninguna incidencia.

El centro de Puebla sigue siendo el Centro Histórico más grande y más rico de América Latina. En 1987, le dieron a Puebla el título de Patrimonio Mundial de la Humanidad, se lo dieron porque es la ciudad con más monumentos juntos que hay en el continente Americano, dos mil 600 edificios. Ninguna otra ciudad tiene tantos monumentos, la que le sigue es Cartagena de Indias de Colombia y luego muchas otras.

Es un orgullo para los habitantes de esta ciudad que a pesar de todo ha aguantado. A pesar de que no nos damos cuenta de la riqueza que tenemos, la ciudad aquí está.

Ha aguantado a veces, a gobernantes que se exceden en sus funciones y a pesar de que la emprenden contra sus monumentos, a pesar de todo, Puebla sigue siendo la primera de América.

¿Puede Puebla recuperar su traza?

La nueva Puebla ya no porque tendríamos que tirar la ciudad para alinear sus calles. El Centro Histórico como está declarado, se conserva intacto. Ojalá nunca se vaya a alterar esa traza. Es muy difícil reordenarla.

Zonas irregulares crecen por falta de reserva habitacional

La escasa reserva territorial en Puebla y la zona metropolitana ha limitado el desarrollo habitacional y la construcción de áreas industriales, esto ha generado problemas de traslado y una baja calidad de vida para cientos de familias.

El crecimiento urbano de la Angelópolis registrado desde hace más de ocho décadas, agotó las áreas previstas para construcción de vivienda propiciando asentamientos irregulares, invasión de terrenos y expansión de zonas no aptas para el desarrollo urbano.

De acuerdo con el presidente de la Cámara Nacional para el Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi), Raúl Pérez Méndez, la falta de tierra en la capital poblana para la construcción de nuevos hogares derivó en la búsqueda de reserva en municipios conurbados como Coronango, Cuautlancingo, Amozoc, San Martín Texmelucan Huejotzingo o Atlixco, donde se ofrecen casas a menor costo con servicios básicos pero que elevan tiempos de traslado a centros de trabajo, escuelas y con ello un mayor gasto para los trabajadores.

Explicó que la demanda de vivienda es potencial sobre todo para familias con ingresos menores a los cuatro salarios mínimos, mientras que la nueva disposición federal marca la generación de desarrollos cercanos a lugares de trabajo o espacios educativos.

“No hay mucha tierra disponible, en donde puede haber espacios no hay infraestructura disponible porque la construcción de vivienda no sólo es tierra es agua potable, electricidad, la tierra es muy cara y el perfil de mayor demanda es de familias con ingresos bajos que no les permiten adquirir viviendas más allá de los 300 mil pesos”.

En los últimos 30 años la edificación de vivienda en la capital poblana se concentró en colonias del sur como San Ramón, Castillotla, Santa Lucía, Balcones del Sur, Chapulco, San Bartolo, Agua Santa.

Mientras que al norte en Bosques de San Sebastian, Manzanilla, Resurrección, Amalucan, Clavijero, Alamos, Satélite magisterial, Casa Blanca, reflejó un crecimiento aunque no en la misma proporción.

Mil 500 casonas sin propietario definido

La ciudad de Puebla cumple este 16 de abril el 483 aniversario de su fundación, sobre sus construcciónes, más de 300 edificaciones se encuentran en riesgo de colapso y cerca de mil 500 no tienen un propietario específico ya que murió, está de viaje o existe un litigio sobre su custodia.

El 11 de diciembre de 1987, Puebla fue nombrada por la Unesco Ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad. La Lista del Patrimonio Mundial es un legado de monumentos y sitios de una gran riqueza natural y cultural que pertenece a toda la humanidad.

En Puebla, el Centro Histórico incluye 391 manzanas. El 57.3 por ciento de los inmuebles está conformado por estructuras que datan del siglo XIX; mientras que los inmuebles de las centurias XVI, XVII y XVIII representan el 1.1, 23.4 y 18.2 por ciento, respectivamente.

De acuerdo con la investigadora de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Popular Autónoma del estado de Puebla (UPAEP), Dolores Dib Álvarez, un total de 300 inmuebles históricos ubicados en la zona de monumentos, se encuentran en riesgo de colapso, situación que representa un “foco rojo”.

Por su parte, el director de la Unidad de Protección Civil del ayuntamiento de Puebla, Gustavo Ariza Salvatori, destacó que en la ciudad de Puebla, incluida la zona patrimonial de 6.99 kilómetros cuadrados, cuenta con más de cuatro mil 900 inmuebles, de los cuales, 100 casonas están en riesgo.

“Son 100 las casonas que están en mal estado, mal estado comprende desde vidrios rotos hasta problemas estructurales, problemas en los techos, en acabados. No quiere decir que mañana se vayan a caer las casas pero hemos hecho una labor para notificar casa por casa. Hemos checado casa por casa para determinar cuáles son las que están bien y cuáles están mal”, apuntó.

Comentó que los planes para obligar a los dueños de los inmuebles a invertir en la recuperación de las instalaciones, son positivos, sin embargo, el problema es encontrar a los propietarios.

“El problema que tenemos es que muchas de las casas, están en litigios. Muchas de las casas, su dueño ya murió o no vive en Puebla o no vive en el país. Muchas veces, no tenemos a quién fincarle una responsabilidad. No podemos decir, tú la vas a reparar porque eres el dueño”, apuntó.

Crecimiento de mancha urbana no respetó la traza original

La traza urbana original de la ciudad de Puebla basada en cuadros y calles rectas se perdió en la periferia ante el desarrollo de unidades habitacionales. La Angelópolis celebrará el 483 aniversario de su fundación el próximo 16 de abril en medio de una mancha urbana que no respetó áreas verdes y que creció en medio de un desorden.

Para el director del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), Francisco Vélez Pliego, el director de la carrera de Arquitectura del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) campus Puebla, Álvaro Argaiz Parra; y el director de Ingeniería Civil y de Ingeniería en Desarrollo Sustentable del ITESM Puebla, Alejandro Pérez Villaseñor, falta un plan de desarrollo que garantice un crecimiento ordenado de la ciudad.

“Puebla tiene problemas graves porque las normas de desarrollo urbano, las reglas de ordenamiento de carácter regional, no han sido respetadas. Se dejó crecer y extender la ciudad de manera desmedida a partir de un financiamiento a desarrollos inmobiliarios que finalmente no les interesaba mucho si estuvieran cerca o lejos de la ciudad, si tuvieran un buen acceso a servicios,” explicó Vélez Pliego.

Por separado, los académicos del ITESM Puebla colocaron “focos amarillos” en Puebla por el desarrollo urbano ante la instalación de unidades habitacionales en la periferia que rompieron con la traza original de la ciudad.

El director del departamento de Arquitectura del Tec de Monterrey, José Luis Peñaloza, destacó que se están construyendo viviendas en las zonas limítrofes de las ciudades, sitios en donde no existen los servicios necesarios.

“Falta vegetación, faltan servicios y cuestiones de sustentabilidad. Se deben ir atendiendo cinturones de pobreza. A los alrededores no pueden existir unidades habitacionales dormitorio en donde la población sólo llegue a descansar y luego tenga que viajar hasta el otro lado de la ciudad para ir a trabajar”, apuntó.

El director de Ingeniería Civil, Alejandro Pérez Villaseñor, resaltó que Puebla se está caracterizado por un repunte en la creación de infraestructura carretera, sin embargo, faltan servicios en la periferia.

“La infraestructura está bien pero faltan obras para resolver problemas relacionados con cuestiones educativas, así como de salud, las cuales tendrían un fuerte impacto en la sociedad”, apuntó.