Impulsa PAN reforma constitucional contra el aborto

La finalidad es que se reconozca y proteja la vida desde el momento de la concepción. Jesús de León Tello, coordinador de la bancada, recordó y citó los tratados internacionales.
Diputado del PAN, Jesús de León Tello.
Diputado del PAN, Jesús de León Tello. (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

Una iniciativa para modificar el artículo séptimo de la Constitución Política de Coahuila fue presentado por la bancada panista del Congreso del Estado, con el fin de que se reconozca y proteja la vida desde el momento de la concepción.

Con esto, se considerará vivo al ser humano desde la concepción y por lo tanto sujeto de derechos.

La iniciativa contempla incluir en el artículo séptimo que "la vida del ser humano será reconocida y protegida desde el momento mismo de la concepción y por tal motivo, se le considerará vivo y sujeto de derechos para todos los efectos legales hasta el momento de su muerte".

"No podemos hallar en los tratados internacionales una sola disposición que establezca derechos a favor del aborto, a favor de privar de la vida a otro ser humano por razones ajenas el derecho punitivo penal", expuso.

Jesús de León Tello, coordinador de la bancada panista, recordó y citó los tratados internacionales que demandan la protección de la vida humana, la mayoría de ellos en los que México está suscrito, por lo tanto, solicitó sean respetados sin excepción.

"El Pacto de San José Costa Rica establece que toda persona tiene derecho a que se respete su vida a partir del momento de la concepción y que nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente", enfatizó.

Lo anterior al destacar que la Constitución Mexicana retoma los tratados internacionales en su artículo I y confirma que la vida humana debe estar protegida en todo momento por el Estado mexicano, mientras que el artículo XXII prohíbe la pena de muerte y el XXIX reconoce el derecho a la vida de las personas.

Mencionó que la legislación penal puede establecer los casos de excepción ya conocidos cuando se trata de embarazos derivados de un abuso sexual, o cuando el nonato presenta graves problemas de salud, "fuera de eso, el derecho a la vida es inviolable y debe ser respetado, garantizado y protegido por el Estado", precisó.