Cáncer de próstata no es sentencia de muerte

Especialistas concluyeron que el tratamiento debe ser ‘a la medida’ del paciente. Hay nuevos fármacos para los tumores más letales.
Recomiendan a los hombres comenzar a examinarse la próstata muchos antes de la edadde riesgo: desde los 40 años de edad
Recomiendan a los hombres comenzar a examinarse la próstata muchos antes de la edadde riesgo: desde los 40 años de edad (Especial)

Guadalajara

No es sólo el pelo que ya se pinta de canas, ni el deseo de un segundo aire ante la juventud que se escapa. Para los varones, llegar al medio siglo de vida significa que es momento de reforzar el cuidado de su salud. Es a partir de entonces que se manifiestan enfermedades como el cáncer de próstata, el tumor maligno más común en hombres mayores de 50 años. Éste suele pasar desapercibido por la falta de síntomas en uno de cada cuatro pacientes.

El cáncer de próstata es el segundo más letal entre los hombres, después del de pulmón, precisamente por el diagnóstico tardío. Sin embargo, ya no es necesariamente sentencia de muerte, como hace una década. Especialistas reunidos en el Congreso Nacional de Urología, celebrado en esta ciudad la semana pasada, concluyeron que el tratamiento para este cáncer debe ser hecho ‘a la medida del paciente’. Esto, junto a nuevos fármacos, abre expectativas de mayor sobrevida aún en los casos más severos.

Los especialistas que participaron en la edición 65 de este congreso abordaron cómo tratar a estos enfermos, una vez que se les confirma el diagnóstico y según el tipo de tumor. “Porque cáncer de próstata es un término genérico que engloba varios espectros de la enfermedad. Hay algunos cánceres con poco potencial de mortalidad, es decir, con poca probabilidad de matar al enfermo, y hay cánceres que son muy letales”, explicó el presidente de la Sociedad Mexicana de Urología, Mariano Sotomayor de Zavaleta.

En entrevista con MILENIO Jalisco, Sotomayor indicó que hoy se cuenta con más herramientas para poder diferenciar los tipos de tumores en la glándula prostática. “Si alguien tiene un riesgo muy bajo de mortalidad, simplemente lo observamos, no hacemos nada (ni radiación ni quimioterapia ni cirugía). En cambio, en los cánceres que sabemos son muy graves, pues usamos todas las estrategias que tenemos a nuestra disposición”, dijo.

El médico, adscrito al Departamento de Urología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, señaló que para llegar al tratamiento individualizado primero se requiere el diagnóstico; y éste a veces tarda pues resulta que todavía persisten resistencias entre los varones para acudir al urólogo “porque piensan que el tacto rectal les va a hacer perder su masculinidad, yo digo que es una manera muy tonta de ver la masculinidad, la masculinidad no está ahí en la próstata, y no se pierde por supuesto”.

Sotomayor sostuvo que el tacto  rectal sí es un examen necesario “porque la prueba del antígeno prostático, de la que todo mundo habla, es una prueba que detecta riesgo, no es una identificación, no es una credencial para entrar y salir de un sitio, es una prueba que habla de riesgo, entonces tener un antígeno prostático normal, no es garantía de que no existe una enfermedad”.

En contraste, dijo, tampoco es correcto pensar que un varón con antígeno prostático alto forzosamente tiene cáncer de próstata.

“Nosotros los urólogos integramos todo eso y entonces medimos el riesgo individual y tomamos una decisión de qué es lo mejor para cada paciente en particular”, apuntó. Sin duda, agregó, esta falsa concepción de la masculinidad es lo que en algunos pacientes impide el diagnóstico en las primeras etapas, pero en su opinión eso está cambiando y más hombres acuden hoy a este  chequeo médico. “No sé si por convicción propia o por que la esposa los lleva. Eso a veces nos ayuda, las esposas son nuestras aliadas”, enfatizó.

El presidente de la Sociedad Mexicana de Urología recomendó a los hombres comenzar a examinarse la próstata mucho antes de la edad de riesgo: desde los 40. “Es el tiempo en el que más impactamos en los resultados y tienen que hacerlo una vez al año… pero si hay molestias, no importa la edad que tenga, tiene que ir con el médico. Éste decidirá qué prueba es mejor para cada uno, porque no hay cartabones, cada paciente es diferente”, insistió.

Mariano Sotomayor comentó que actualmente se están probando dos fármacos para tratar una etapa muy avanzada del cáncer de próstata con buenos resultados; con la expectativa de que este tipo de tumor no sea ya una sentencia de muerte sino “una enfermedad con una duración de efecto en tratamiento largo”.

“No hay patología que haya recibido tanta atención como cáncer de próstata, porque están surgiendo tratamientos cada vez mejores y tenemos más opciones. Entonces yo creo que lo más importante, sinceramente, es que hay más individualización de casos”, concluyó.

Claves

La próstata

Es una glándula del aparato urogenital masculino, ubicada enfrente del recto, debajo de la vejiga urinaria. Producen el líquido seminal que protege y nutre a los espermatozoides

Comienza a aumentar de volumen a partir de los 50 años

El cáncer de próstata es el tumor maligno más frecuente en mayores de 50 años

El promedio de vida del mexicano es de 74 años, lo que aumenta el número de casos y la mortalidad por cáncer de próstata

6 mil 367 mexicanos el año pasado por esta enfermedad

Anualmente se diagnostican más de 14 mil casos nuevos

De estos, 8 mil reciben el diagnóstico en etapas avanzadas

25% de los casos son asintomáticos

Los síntomas

Dificultad para orinar o necesidad de orinar frecuentemente, flujo débil de orina, presencia de sangre, molestias o ardor durante las micciones

Los exámenes

El tacto rectal. La próstata es palpada por el médico en la exploración física

El antígeno prostático específico, que mide esta proteína a través de una muestra de sangre

De imagen: ecografía transrectal, tomografía axial computarizada y resonancia magnética nuclear

Fuente: Secretaría de Salud federal (SSA)/Dr. Mariano Sotomayor.