Posible que a corto plazo se disponga de gas shale

Jaime Acosta, maestro de Economía explicó que es algo que Coahuila puede explotar, sin embargo dijo que el obstáculo en este momento es el bajo precio del petróleo.
"Pedimos que se ilustren en el tema, porque seguro a corto o mediano plazo se va a desarrollar esta nueva industria en Coahuila", dijo Jaime Acosta.
"Pedimos que se ilustren en el tema, porque seguro a corto o mediano plazo se va a desarrollar esta nueva industria en Coahuila", dijo Jaime Acosta. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

En el marco del Congreso Internacional de Investigación, el maestro en Economía, Jaime Acosta habló acerca del taller que iba a impartir la tarde de este miércoles en las instalaciones de CU de la UAdeC.

Para poder actuar a corto o mediano plazo, aún hay posibilidades de perfeccionar las técnicas de extracción para que tengan un menor impacto ambiental.

Por falta de quórum a su taller "Seminario de Economía de la Energía. El gas shale en México", este se trasladó a las instalaciones de Universidad La Salle para el jueves a partir de las 16:00 horas.

Sin embargo, el académico manifestó que este proyecto relativo al gas shale, se respalda en trabajos de investigación e historia acerca del sector petrolero, que desde los 80 comenzó a contemplar como alternativa viable la explotación de este recurso no renovable y no convencional.

"Es una de las grandes potencialidades de Coahuila. Primero hay que decir que es el gas shale, shale es un término técnico que significa lutitas". El shale se produce de formaciones rocosas de lutita, muy compactas y en el subsuelo.

Coahuila cuenta con la llamada "Cuenca de Burgos" y el proceso de extraer el gas, llamado de perforación horizontal y a gran profundidad, el "fracking", tiene un costo altísimo y no fue descubierto sino hasta hace una década. El costo promedio en México para abrir un pozo es de cinco millones de dólares.

Pero es considerada como una gran alternativa. "De entrada les digo: Coahuila tiene gran posibilidad de explotarlo. Aunque hay dos grandes obstáculos en este momento, el bajo precio del petróleo y los reclamos de los ambientalistas por el proceso de extracción", indicó.

Lo más dramático sin embargo, dijo que es la cuestión relativa al agua, pues se gasta mucha en la extracción. Países como Francia o España lo tienen suspendido. En EU, Inglaterra y Polonia si se usa esta tecnología.

"Pedimos que se ilustren en el tema, porque seguro a corto o mediano plazo se va a desarrollar esta nueva industria en Coahuila".

Existen reservas de shale en más de 141 cuencas descubiertas en el mundo, más las que existen en Rusia, que no se dan a conocer por políticas de seguridad. La cosa es disponer de ellas.

Sin embargo, para poder actuar a corto o mediano plazo, aún hay posibilidades de perfeccionar las técnicas de extracción para que tengan un menor impacto ambiental, como ha ocurrido con otras industrias o medios de transporte por decir algunos, el petróleo y los aviones.

Al momento, se "sella" la tubería de extracción para que no dañe la roca y se generen sismos. El agua es tratable y puede reutilizarse. "El gran reto es el cuidado del agua", destacó.

Pero, de la roca lutita no solo se extrae gas, sino también petróleo, lo que genera otra veta económica. El gas está a tres dólares y su equivalente en un barril de petróleo cuesta 15.

"En Coahuila empezaron muy bien pero se paró el proyecto, no creo que por los reclamos ecologistas, sino por problemas económicos. ¿México requiere o no que se desarrolle esta industria? Estamos hablando de un negocio de 600 mil millones de dólares, una burrada de dinero. Es un proyecto detonador del desarrollo regional donde quiera que se instaure".