Congreso escatima apoyo a bomberos

La propuesta presentada por el legislador Alfonso de León fue rechazada debido a que implicaría costos extra para los municipios y afectaría finanzas.
Para que los bomberos realicen 100% seguros su trabajo requieren mayores recursos.
Para que los bomberos realicen 100% seguros su trabajo requieren mayores recursos. (PRICILIANO JIMÉNEZ)

Tamaulipas

Los diputados locales de Tamaulipas dieron la espalda a una iniciativa que pretendía brindar capacitación y equipar a los elementos de Protección Civil y Bomberos de los 43 municipios de Tamaulipas, con el objetivo de que estuvieran mejor preparados para enfrentar una contingencia. Sin embargo se dictaminó improcedente bajo el argumento de que eso implicaría que los ayuntamientos aplicaran recursos extra, lo que desequilibraría sus finanzas.

La acción legislativa fue presentada el pasado 26 de abril por el diputado de Movimiento Ciudadano, Alfonso de León Perales, y tenía como propósito exhortar al Consejo de Protección Civil estatal y municipales para que de manera eficaz se aplicaran recursos económicos, técnicos y humanos necesarios para capacitar y equipar a los cuerpos de bomberos de los 43 municipios, ante la “evidente falta de personal y las ya obsoletas unidades con las que se cuenta en las centrales de bomberos”.

De León Perales argumentó que el objeto principal del punto de acuerdo era no sólo el reconocimiento a los cuerpos de Bomberos de Tamaulipas por la loable labor de su desempeño, si no tener un servicio de alta calidad y para lograrlo es necesaria la asignación de recursos, apoyo técnico y equipo de primer nivel así como mejores sueldos para una vida más digna, por el riesgo que representa el formar parte de los cuerpos de rescate y auxilio para la población. El dictamen fue declarado improcedente y avalado por los integrantes de la Diputación Permanente el pasado 13 de agosto, para después pasarse ante el pleno legislativo.

Para rechazarlo se argumentó que “el Ejecutivo Estatal ha otorgado una serie de apoyos a los municipios, para equiparlos, en la medida de las posibilidades presupuestales, de los instrumentos necesarios para la atención de siniestros o accidentes que eventualmente pudieran presentarse”.

Como ejemplo cita la ambulancia nueva que donó el Gobierno del Estado a Protección Civil de Reynosa al inicio de la administración estatal y la inversión de más de 5 millones de pesos en infraestructura y equipamiento para la estación de bomberos de Madero.

“En el escenario ideal, el estado y los municipios podrían destinar el máximo de recursos para contar en cada centro de población con una estación de bomberos con equipo e infraestructura nueva y de vanguardia, sin embargo sabemos que esto implicaría un gasto presupuestal considerable que afectaría otras partidas del gasto público, causando un grave perjuicio a la atención de servicios básicos”, refiere el dictamen.

Al respecto en la Cámara de Diputados se analiza una iniciativa que propone incluir al cuerpo de bomberos bajo las funciones y servicios públicos de los municipios.

Fue el diputado federal tamaulipeco Glafiro Salinas Mendiola, quien  propuso esta iniciativa de decreto que reforma el artículo 115 Constitucional y que fue turnada a la Comisión de Puntos  Constitucionales para su análisis.

El legislador panista sostuvo que los cuerpos de bomberos en la práctica dependen administrativamente de los ayuntamientos, y en la mayoría de los casos, se encuentran adscritos a la unidad de Protección Civil municipal, en la cual reciben su presupuesto, asignado de manera discrecional, con excepción del DF, donde se constituye como un organismo descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propios.

“En la actualidad, dichos cuerpos se financian en su mayoría de patronatos y con el apoyo de los sectores público, privado y social. No obstante, resulta fundamental que cuenten con una fuente de recursos constante que contribuya a garantizar equipamiento y  capacitación permanente”, planteó el diputado oriundo de Nuevo Laredo.

Señaló que se ha dado poca importancia a los cuerpos de bomberos, a pesar de la labor que desarrollan, por lo que propone colocarlos a cargo de los municipios directamente, con  la finalidad de anclar su servicio al presupuesto municipal así como intervenir en forma directa en su correcto funcionamiento.