Considera Congreso local modificar ley de coordinación del AMG

El presidente de la Comisión de Asuntos Metropolitanos dice que en dos semanas anunciarán una ruta de revisión.
Los diputados no repararon en el incumplimiento de ley cuando hicieron la actualización del AMG
Los diputados no repararon en el incumplimiento de ley cuando hicieron la actualización del AMG (Mariana Hernández León)

Guadalajara

Debido a que cuatro municipios incumplen con el artículo 6 de la Ley de Coordinación Metropolitana del estado de Jalisco, para su inclusión al Área Metropolitana de Guadalajara (AMG), la Comisión de Asuntos Metropolitanos del Congreso local considera modificar la legislación.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y a la Ley de Coordinación Metropolitana los municipios que integran el AMG deben de contar con 486 mil habitantes (representa 10 por ciento de 4 millones 865 mil personas), sin embargo, El Salto apenas tiene 183 mil 487 habitantes, Ixtlahuacán de los Membrillos con 53 mil 045 personas, Juanacatlán 17 mil 955 y Zapotlanejo con 68 mil 519.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Asuntos Metropolitanos, Augusto Valencia López, en entrevista para MILENIO JALISCO dijo que en un par de semanas se dará a conocer la ruta que seguirá la comisión para realizar diversas modificaciones a dicha ley.

"Nosotros sí advertimos que en esta ley de Coordinación Metropolitana hay algunos supuestos que se deben de actualizar. De entrada la Zona Metropolitana y región metropolitana son conceptos distintos y hay municipios que se decretaron por la ley como una Zona Metropolitana y que probablemente no estén cumpliendo a cabalidad con todos los requisitos", manifestó el legislador.

MILENIO JALISCO dio a conocer que legislaciones vigentes como la Ley de Coordinación Metropolitana presentan articulados donde se puede cuestionar la falta de "empate" de leyes e instrumentos jurídicos ambientales municipales, estatales y federales, además de la necesidad de contar con el Atlas de Riesgo.

Por su parte, el diputado Miguel Ángel Monraz, coordinador de la fracción del PAN, reconoció el esfuerzo de los gobiernos municipales y del estado para impulsar la coordinación metropolitana, pero señaló que los proyectos como el POTmet deben estar sustentados y apegados a los ordenamientos legales.

"Debemos de evitar el que se realicen proyectos que no están debidamente sustentados, desarrollados, bien consensados, no solamente en el entorno político (...) Debe haber coordinación con las instancias federales y precisamente para evitar irregularidades, para evitar posible impugnación de alguna persona que así desee hacerlo, hay que plantearlo en un orden legal que nos permita presentar debidamente los proyectos", dijo el diputado.

Claves

Los problemas

Creada en 2009 por un decreto del Congreso, en ese entonces se determinó sumar ocho municipios: cuatro de la vieja zona metropolitana (Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá) y cuatro de la ciudad expandida, al sur y oriente (Tlajomulco, El Salto, Juanacatán e Ixtlahuacán de los Membrillos)

En 2011 se promulgó la Ley de Coordinación Metropolitana, la cual pone un candado: los habitantes relativos al conjunto metropolitano deben ser al menos 10 por ciento en cada municipio integrante. Retroactivamente, esa determinación dejaría fuera a tres integrantes del AMG: El Salto, Juanacatlán e Ixtlahuacán de los Membrillos, que sin embargo, pueden invocar que legalmente la retroactividad "en perjuicio" de alguna persona es violatoria de los principios de derecho

El problema más fuerte es, así, el que debe afrontar Zapo-tlanejo, que fue integrado al AMG apenas en 2015. Los diputados que hicieron la actualización del AMG no repararon en que no cumplía el requisito del artículo 6 de la ley, no obstante que en este caso, no se puede invocar la "no retroactividad"

En resumen: no reformar la Ley de Coordinación Metropolitana genera precariedad en los municipios menos poblados; bajo el principio generalidad de legalidad (las personas públicas están rigurosamente obligadas a cumplir los principios legales), este argumento puede ser invocado en algún juicio para obtener licencias, vocacionamientos o permisos de construcción de fraccionamientos o desarrollos comerciales e industriales

La única solución es reformar la ley y hacer a un lado el requisito que, a la luz de los hechos, resulta absurdo y condicionador