Congreso busca control ciudadano a la Conagua

“Democratizar” el sector agua y llevarlo al manejo integral de cuencas, misión de la propuesta de ley de académicos y organizaciones sociales.

Guadalajara

Arrancó ayer el Segundo Congreso Nacional Ciudadanos y Sustentabilidad del Agua en México. El propósito central es afinar la propuesta de una ley ciudadana en el tema que elimine el modelo privatizador que sostiene el gobierno de la república, a través de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), y que se convierta en un recurso para el desarrollo y la equidad social, y no bajo la visión exclusiva de los intereses económicos.

“Buscamos un cambio estructural de la gestión del agua en México; ya vimos que la ley de aguas vigente, que en 2004 tuvo una de sus reformas más importantes, para incluir todo el tema del manejo integral y asociado de cuencas, no ha funcionado como hubiéramos querido, tanto que los programas nacionales hídricos hablan de las mismas problemáticas sexenales: nuestras cuencas están contaminadas, están sobreexplotadas, y tenemos un sobreconcesionamiento del agua en México”, explicó a MILENIO JALISCO la presidente del Instituto de Derecho Ambiental, y coordinadora del encuentro, Raquel Gutiérrez Nájera.

Habló de una “columna vertebral” con cuatro aspectos de la iniciativa ciudadana: “uno que viene a ser el modelo de autoridad del agua en México; otro tiene que ver con la planificación y gestión del agua; un tercero tiene que ver con los usos y concesiones del agua, y un cuarto tiene que ver con los mecanismos de protección del recurso agua, que rompen con el modelo actual de gestión”.

Así, “en el primer aspecto hablamos de un nuevo modelo de autoridad, lo que significa la ciudadanización de las estructuras orgánicas del agua, porque a partir de la cuencas, microcuencas y subcuencas, vamos planteando una nueva autoridad: los consejos de cuenca van a ser la autoridad en sus regiones, va a haber un Consejo Nacional de Cuencas, y éste va a proponer al gobierno federal a tres candidatos a director de la Conagua, que pierde el papel rector que hasta hoy tiene, para supeditarse al Consejo Nacional y a los consejos de cuenca, lo que la convertiría en una autoridad solamente ejecutiva con funciones limitadas a lo que marquen los planes gestores de los consejos, la estrategia para la sustentabilidad y para la equidad, y la agenda nacional del agua; a partir de esto, se establece una estrategia nacional a quince años, para eliminar la contaminación de manera progresiva y sustentable”.

También se debe caminar a “la sustitución progresiva de todas las concesiones del agua, para que haya un ordenamiento de todos los concesionarios, y aquí toco el corazón de estas reformas: que la concesiones sean anuales, ya no de cinco a 50 años, porque los cambios en materia hídrica por sobreexplotación y contaminación siguen constantes, y quiere decir que en nuestro sistema de concesiones y de asignaciones nos está fallando”.

Lo primordial es respetar el ciclo del agua, y el poder de los consejos impedirá que los gobiernos municipales autoricen sin consultar, sobre todo desarrollos inmobiliarios.

Gutiérrez Nájera reconoció que se adelantó la iniciativa ante la propuesta de nueva Ley de Aguas Nacionales que la Conagua hará al Congreso, a la cual esperan hacer contrapeso. Los trabajos del congreso continuarán hoy y mañana.