Conflicto agrario amenaza con el enfrentamiento entre ejidatarios

Dos grupos mantienen postura de ser ellos los propietarios señalando a la procuraduría agraria de no dar seguimiento legal al problema.

Pánuco

Ríspida y amenazante discusión sostuvieron campesinos de las comunidades Miradores y Escudo nacional, pertenecientes a la congregación Jopoy en el municipio de Pánuco, al tratar de solucionar diferencias por la posesión de un amplio predio ante las autoridades de la procuraduría Agraria, que lejos de generar una actitud conciliadora y de seguimiento legal, según los manifestantes, adoptó postura de no reconocer a ninguno de los grupos la posesión y en consecuencia se dieron visos de posibilidad de enfrentamientos entre campesinos que cada grupo por su lado asegura que no dejará tomar posesión del terreno al otro.

De acuerdo con la versión inicial que presenta el presidente de del ejido ampliación Bernabé Reyes Guzmán que dijo hacerse acompañar por el presidente del comisariado ejidal de Miradores, Silvino Guzmán Díaz, un tribunal unitario en materia agraria, les otorgó la resolución favorable para ocupar 295 hectáreas de terreno a unas 41 familias como ampliación del ejido Miradores, sin embargo, ejidatarios del poblado Escudo Nacional de la misma congregación y vecinos limítrofes, se opusieron a los trabajos de medición y entrega formal del terreno, toda vez que inicialmente reclamaban para sí, 45 hectáreas de esta dotación que dijeron, tiene contratadas en vías de autorización como concesión por la Comisión Nacional del Agua, lo que dijeron, los faculta para ocuparlas ya que dicen estar esperando solo que este bueno el terreno para introducir ganado de su propiedad.

La discusión que subía de tono se dio en las oficinas de la procuraduría agraria de este municipio de Pánuco, y en ella, por otro lado, Ernesto Ayala estrada, representante del ejido escudo Nacional, aseguró que al menos 15 hectáreas si están dentro de los terrenos de su ejido por lo que no son susceptibles de ocupación, y una parte más forma la solicitud de concesión realizada mucho antes de que se otorgara la sentencia del juez agrario, por lo que no es sujeta de posible sentencia antes de que se determine por parte de CONAGUA si se entrega o no en concesión.

Ambos grupos mantienen postura de no abandonar el terreno y en ambos casos advierten que se enfrentaran si es necesario entre sí, para evitar que se tome posesión formal del terreno, en tanto que a manera de negociación, solo se realizó la elaboración e una minuta que no resolvía el conflicto y que quedó latente entre as posiciones opuesta de los dos grupos.

Es necesario señalar, que la procuraduría agraria carece de abogado permanente en la dependencia y el evento de conciliación de parte, fue encabezado por el residente de la procuraduría, Guillermo del Castillo.