Confía en diálogo como solución a lío magisterial

Dice que intervendrán sólo si se trasgrede la figura del derecho; es decir, si hay lesiones u otro tipo de acto fuera de la ley.
Francisco Olvera: “el PRI ha vivido y se ha formado año con año como un gran partido”.
Francisco Olvera: “el PRI ha vivido y se ha formado año con año como un gran partido”. (Héctor Mora)

Pachuca

El gobernador Francisco Olvera Ruiz dijo que sólo intervendrán en el conflicto magisterial si se trasgrede la figura del derecho; es decir, si hay lesiones o algún otro tipo de acto fuera de la ley, y además si la dirigencia sindical lo solicita.

En entrevista posterior a la inauguración del pabellón Madre e Hijo, de la Cruz Roja Mexicana, el mandatario hidalguense confió en que en la problemática al interior del magisterio por una supuesta negociación por la Ley de Educación estatal y la evaluación docente, se resuelva sin la necesidad de que intervenga el Poder Ejecutivo.

“Intervendremos sólo si trasgrede la figura del derecho, y sí la dirigencia sindical lo solicita; sin embargo, es un conflicto en el que yo tengo confianza que el diálogo, la objetividad y la razón imperen para que se pueda resolver”.

Confirmó que el lunes por la noche firmó la iniciativa de Ley educativa, que se homologará con la federal y que debió ser enviada ayer por la mañana al Congreso para su posterior análisis, discusión y aprobación.

Aniversario partidista

Sobre el 85 aniversario de la fundación del Partido Revolucionario Institucional, el gobernador  señaló que es una institución que ha mostrado capacidad de adaptación a las demandas de la sociedad.

“Es una organización política que hace eco a su denominación porque vive como una institución, no es propiedad de un grupo de personas, no vive de intereses sectarios, individuales o de grupo, sino que ha vivido y se ha formado año con año como un gran partido, por ello ha llegado a este ciclo de vida”.

El PRI, agregó José Francisco Olvera Ruiz, “llega en plenitud, renovado, con una gran perspectiva de futuro, con nuevos cuadros que le dan vida”.

Cruz Roja Mexicana

En compañía del presidente nacional de la Cruz Roja Mexicana, Fernando Suinaga Cárdenas, y el presidente de Grupo Pachuca, Jesús Martínez Patiño, el gobernador inauguró el pabellón gineco-obstétrico Binomio madre e hijo, que lleva el nombre de “Jesús Martínez Cabeza de Vaca”.

Con una inversión de más de 4 millones de pesos, que incluye una aportación del Club de Futbol Pachuca, el nuevo complejo, ubicado al sur de la capital del estado, cuenta con sala de espera, consultorio, quirófano, incubadora, camas eléctricas, diez nuevas camas para hospitalización, ventiladores pediátricos de traslado, así como oficinas administrativas.

En su intervención, José Saade Kuri, delegado de la Cruz Roja Mexicana en la entidad, dio a conocer que desde 2012 esta clínica se encuentra certificada a nivel nacional para prestar servicio de Seguro Popular en atención integral a sus beneficiarios.

Mientras que Jesús Martínez Patiño, presidente del Club Pachuca, anunció que en la próxima colecta nacional, por cada peso recaudado en Hidalgo, donará uno más para apoyar a esta institución que brinda servicio médico.

Posterior a la inauguración y la develación de la placa conmemorativa, los asistentes realizaron un recorrido por las instalaciones del complejo hospitalario. También estuvieron presentes el secretario de Salud, Pedro Luis Noble; el presidente del Club León, Jesús Martínez Munguía, y la presidenta del Sistema DIF Hidalgo, Guadalupe Romero, entre otros.

La Cruz Roja Mexicana actualmente cuenta con 42 mil voluntarios, 532 delegaciones y 39 hospitales en todo el país, todos ellos listos para la atención de la población en caso de emergencias o desastre.