Confía CCE en que nuevo sindicato proteja empleados

Confia en que  el nuevo organismo de los trabajadores del Organismo Operador del Servicio de Limpia busque  mejoras y beneficios salariales, tal como lo señaló el líder, Orlando López
Burócratas en sala de regidores.
Burócratas en sala de regidores. (Foto: Gabriela Martínez)

Puebla

La creación de un nuevo sindicato de trabajadores en el Ayuntamiento de Puebla debe responder a  las necesidades de la base  y no a intereses políticos, consideró el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Fernando Treviño Núñez.
Confió en que  el nuevo organismo sindical denominado “General Ignacio Zaragoza”, conformado por trabajadores del Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL) busque  mejoras y beneficios salariales, tal como lo señaló el líder gremial, Orlando López Reyes, y no sólo se preste al reconocimiento  de poderes.
“No creo que deba ser ningún garrote político o utilizarse de ninguna otra forma, si hay pugnas, que sean al interior (del sindicato) y que no afecten a la ciudadanía, porque nosotros no tenemos que estar pagando”.
El líder de la cúpula empresarial en Puebla, dijo que el reconocimiento de la nueva organización sindical quedará en manos de las autoridades municipales, sobre todo, si ya se cuenta con la constitución  legal ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje.
“Esperemos que lleguen  a hacer un trabajo en beneficio de la gente, de los trabajadores que son a quien se deben. Quedará en manos del presidente municipal negociar en los mejores términos el trabajo de cada uno de los sindicatos”, comentó.

El ayuntamiento capitalino requiere de equilibrio sindical

El ayuntamiento de Puebla requiere  un equilibrio sindical entre los trabajadores para que mejoren sus condiciones laborales y a la par se brinden servicios públicos de calidad a los ciudadanos.
Lo anterior lo reveló el director de la Maestría en Ciencias Políticas del Instituto ITESM, Marlón Santillán Quiroz, quien consideró que al interior del ayuntamiento de Puebla será complicado que el poder sindical quede equilibrado.
Después de que Orlando López Reyes presentó al nuevo  Sindicato de Trabajadores del ayuntamiento de Puebla General Ignacio Zaragoza, el cual cuenta con 400 trabajadores del Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL), Santillán Quiroz destacó que el movimiento muestra que al interior de la base trabajadora se rompieron los acuerdos y ahora surge un nuevo grupo que busca el poder.
“El nuevo sindicato será un grupo de presión contra el actual sindicato. Se busca de alguna manera que los sindicalizados se adhieran a otro sindicato como ya sucedió en el pasado. Con ello, el ayuntamiento busca mayor capacidad de acción porque los sindicalizados son una fuerza que si no está de tu lado, puede desestabilizar”, apuntó Santillán Quiroz.
Destacó que el Sindicato Único de Empleados y Trabajadores del Honorable Ayuntamiento de Puebla, Instituciones Paramunicipales y Organismos Públicos Descentralizados (Suethapid) que dirige Israel Pacheco tiene diferencias con el gobierno encabezado por Antonio Gali,  por lo que está comenzando un movimiento para restarle su poder.
“Si fuera un contrapeso real, quizá no tendríamos ningún problema en decir que sería bueno para la ciudadanía pero realmente la población pasa a ser un simple observador. Se trata un juego de poder entre el líder del sindicato, Israel Pacheco, y quien ahora está dentro del gobierno municipal”.

Pacheco minimiza creación de nueva agrupación laboral

En 23 días estallará la huelga en el Organismo Operador de Servicio de Limpia (OOSL), anunció el líder del Sindicato Único de Empleados y Trabajadores del Honorable Ayuntamiento de Puebla, Instituciones Paramunicipales y Organismos Públicos Descentralizados, Israel Pacheco Velázquez, toda vez que recordó en días pasados un Juez Federal les otorgó dicho derecho.
Asimismo el líder vitalicio calificó como un distractor por parte del gobierno municipal la creación de un nuevo sindicato denominado “General Ignacio Zaragoza”, para desviar la atención de la huelga que emprenderán, la cual incluso podría evitarse si la administración de Antonio Gali Fayad entabla un diálogo con él.
“Lo importante es la huelga, no es el sindicato. Es un distractor que nos centremos en el tema de huelga, Antonio Gali está emplazado como presidente del Consejo del organismo, y aquí lo importante es que en 23 días estallará la huelga. Ellos están preocupados por el estallamiento de huelga, pueden evitarla sentándose a acordar a conciliar cosa que no quieren, por eso están soltando está vacilada”, dijo Israel Pacheco.
El líder sindical denominó al nuevo sindicato como “pitufos”, por pequeños y azules. Además de asegurar que este tipo de acciones, no lo intimidan, pues presumió que ha ganado a lo largo de los años a la Comuna 900 amparos ante los tribunales laborales. “La amenaza de crear otro sindicato a nosotros no nos intimida, ya nos hemos presentados con estos caso con otro ayuntamiento”.
No obstante, dijo que de ser necesario promoverá amparos para que las autoridades laborales y gubernamentales locales, mantengan el reconocimiento de su sindicato.