Condicionan al GUA regreso a patios de API

Jorge Rojo de la Vega negó que exista un contrato con Grupo Gume, ya que nunca se presentaron en el puerto a trabajar.
Alijadores deberá cubrir deudas para volver a operar.
Alijadores deberá cubrir deudas para volver a operar. (Yazmín Sánchez)

Tampico

La Administración Portuaria Integral Tampico (API) le ofreció al Gremio Unido de Alijadores (GUA) regresarle dos tramos para que los opere a cambio de que liquide su deuda que oscila entre los 45 y 50 millones de pesos, así como ponerse al corriente con Hacienda, el Seguro Social y garantizar cargas importantes para el puerto, situación que podría definirse en 15 días.

El director general en la administración, Jorge Rojo de la Vega, declaró que se encuentran en el “estira y afloja” con el gremio que, para regresar al puerto, deberá cumplir “una serie de lineamientos muy drásticos y establecidos por parte de la federación para volver a operar exclusivamente dos tramos”.

De lograrlo, GUA se convertirá en el único operador independiente, ya que Terminal Marítima de Tuxpan (TMM)  y Corporación Integral de Comercio Exterior (CICE), son maniobristas y las once posiciones de atraque son operadas directamente por API.

De acuerdo con información revelada en abril de 2013 por quien un grupo de ex trabajadores designó como secretario general, José Cedillo García, su deuda asciende a 2 mil millones de pesos, adicionales al monto generado con API.

“El GUA estamos en pláticas ahorita para que regrese siempre y cuando reconfigure su clave ante Hacienda, que pague al Seguro Social, estamos llegando a un convenio en que si realmente nos demuestran que tienen cargas y que es un beneficio para el puerto, podremos darle una posición especial, creo que estamos a punto de concretarlo, en los próximos 15 días”, indicó.

Comentó que los representantes del gremio aseguraron tanto a la Secretaría del Trabajo como a la de Comunicaciones y Transportes, que cuentan con cargas importantes, “sabemos que siempre han dicho muchas cosas, algunas cumplidas, algunas incumplidas”.

Sobre Grupo Gume, maniobrista invitado en 2012 para trabajar en tres tramos, Rojo de la Vega negó que exista un contrato de por medio que deban rescindir, debido a que nunca se presentaron en el puerto.

Sin embargo, el director de API declaró el 19 de octubre de 2013 que habían fijado un ultimátum de 30 días a Gume para que comenzara a trabajar, entonces Rojo sí habló sobre un contrato “los próximos 30 días se va a ver si definitivamente se les rescinde el contrato o se les reactiva su clave para que puedan trabajar aquí, son tres tramos”.

Ayer en entrevista, el director de API sostuvo que la empresa presidida por Manuel Gutiérrez Sañudo, “nunca ha tenido ningún tramo, siempre se ha pretendido que sea un maniobrista, no ha llegado a trabajar, de repente quieren, de repente no quieren, realmente no sabemos lo que esté pasando con ellos, pero contractualmente no nos une  absolutamente nada”.