Concluye contingencia en laguna de Cajititlán

Se retiraron 196.9 toneladas de peces muertos; se coordinarán acciones encaminadas al saneamiento y mejoras de la laguna.
Así lucía la laguna de Cajititlán.
Fueron retiradas 196.9 toneladas de peces muertos. (EFE)

Guadalajara

Este lunes el Gobierno del Estado dio por concluida la contingencia ambiental en la laguna de Cajititlán, con lo que se concluyen los trabajos operativos para el retiro de peces. Se reporta fueron retiradas 196.9 toneladas de peces muertos.

Así mismo la autoridad estatal junto con el gobierno de Tlajomulco y las cuatro cooperativas de pescadores firmaron el acta para dar el cierre formal a los trabajos.

Sin embargo, los trabajos establecidos en la Mesa Permanente Interinstitucional de Coordinación para la Atención Integral de la Cuenca de la Laguna de Cajititlán, continuarán para el seguimiento a los acuerdos. Uno de ellos, la sistematización de la información que entregarán las dependencias al Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA).

Otro de los acuerdos es la realización de un taller con las autoridades e instituciones participantes, donde se coordinarán acciones encaminadas al saneamiento y mejoras de la laguna. Este taller iniciará mañana 9 de septiembre, y tendrá por objeto generar un plan de acción de corto, mediano y largo plazo.

La limpieza y monitoreo en la laguna queda a cargo del titular de la delegación de Cajititlán, Carlos Pérez, con la vigilancia constante del Gobierno de Jalisco y el municipio de Tlajomulco.

Durante la contingencia activada el pasado domingo 31 de agosto se requirieron de 57 vehículos, incluidas lanchas, ambulancias y camiones de volteo; y 123 personas encargadas del retiro de los peces y la maniobra de vehículos, de acuerdo a información del personal operativo de la Semadet.

Entre las acciones realizadas durante la contingencia se llevaron a cabo recorridos de evaluación de la situación de mortandad de peces nativos de la laguna, establecimiento del mando unificado, toma de muestras de agua y peces muertos por el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

Por su parte, la Procuraduría Estatal de Protección Ambiental (PROEPA) definió y validó el depósito del pescado muerto de acuerdo a sus especificaciones de manejo.