Conagua asegura a juez que presa va a 80 metros de alto

El perito del organismo de cuenca asegura que se trabaja para garantizar la operación del embalse de 80 metros, en cumplimiento con el diseño original de El Zapotillo.
Hasta el 13 de febrero la cortina estaba a 79.698 metros, según constató perito.
Hasta el 13 de febrero la cortina estaba a 79.698 metros, según constató perito. (Milenio)

Guadalajara

Al menos en el ámbito judicial, el organismo de cuenca Lerma Santiago Pacífico de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) aseguró al juez primero de distrito en materia Administrativa y del Trabajo, que las obras de la presa El Zapotillo se están adecuando para que el embalse opere con sólo 80 metros de altura, y no los 105 metros, en obediencia a lo ordenado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de regresar al proyecto original del embalse artificial.

El pasado 13 de febrero de 2015, el perito Lamberto Torres Gómez, designado por el director general del organismo de cuenca Lerma Santiago Pacífico, José Elías Chedid Abraham, entregó su dictamen pericial  en desahogo de la prueba en materia de topografía.

“Con base en los trabajos técnicos topográficos de campo y gabinete realizados me permite afirmar de manera técnica sustentada y categórica que la cortina de la presa El Zapotillo en las condiciones físicas y estructurales que se encuentra actualmente tiene una altura de 79.698 metros […] que las estructuras que componen la presa El Zapotillo fueron realizadas de origen en términos de las especificaciones técnicas del proyecto ejecutivo, válido hasta la resolución emitida por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la controversia constitucional 93/2012”, pero “por las condiciones actuales de las estructuras que componen la presa El Zapotillo, éstas permiten que se realicen adecuaciones que las habilitan y optimizan para funcionar como una presa con una altura de cortina de 80 metros de altura, apegándose a lo decretado”.

El documento, del que MILENIO JALISCO posee copia, añade: “La presa se encuentra ya en procesos de adecuación, rescatando y utilizando al máximo posible los recursos ya invertidos en la estructura que se encuentra ya edificada para funcionar óptimamente con una cortina de 80 metros de altura […] con base al estado físico y estructural de las obras realizadas y los razonamientos vertidos anteriormente, se puede afirmar categóricamente que la altura definitiva de la cortina de la presa El Zapotillo no rebasará los 80 metros de altura”.

El perito admite que esas adecuaciones no se observan en campo, “esto debido a que no sólo se requieren trabajos directos en la obra, sino también trabajos de rediseño, valoración de resistencias y otros similares, los cuales comúnmente son llevados a cabo en gabinete”, y que “también forman parte de los trabajos necesarios para la habilitación o modificación de la estructura”.

El dictamen de 83 páginas destaca que el poblado de Temacapulín no enfrenta riesgo ni siquiera con cortina de 105 metros, pero esta explicación simplemente refiere que no es la cortina, sino el agua almacenada en ella la que podría significar problema, “la afectación que pudiera sufrir Temacapulín vendría de la elevación del nivel del agua almacenada […] el almacenamiento en la presa es paulatino y limitado al volumen de escurrimiento del río, por el llenado y elevación del embalse”.

Este peritaje pretende probar que no se ha incurrido en violación de la suspensión concedida en el marco de ese juicio.

Los entresijos

Los amparos interpuestos por diversos actores de Temaca obligan a la Conagua y  las empresas concesionarias a mantener la altura de la cortina en 80 metros máximo, que es el diseño del proyecto original de El Zapotillo hasta antes de finales de 2007

El proyecto original fue concebido solamente para entregar agua a la ciudad de León, Guanajuato, y a poblaciones de Los Altos de Jalisco; el gobierno de Emilio González Márquez optó por ampliar el proyecto y estableció un nuevo convenio para llevar la cortina a 105 metros de altura, pero no consultó sus términos al Congreso de Jalisco

Ese poder soberano interpuso controversia constitucional y los ministros de la corte, en agosto de 2013, determinaron que ese convenio no era legal, lo que obligaba a regresar al convenio de la presa de 80 metros