Descubren ojo de agua hirviendo en Apaseo el Grande

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) dio a conocer que arroyo contiene materiales como arsénico, azufre y algunos otros que pueden resultar nocivos para los pobladores.

Apaseo el Grande

La Comisión Nacional del Agua (Conagua), detectó materiales pesados como cromo y sulfuro en el ojo de agua que brotó en Rancho Nuevo, Apaseo el Grande.

“No nos especificó (Conagua), pero parece que era cromo y mencionó otros cuatro. El arsénico sí lo mencionó pero en cantidades pequeñas. No es nocivo en cantidades pequeñas, pero si uno lo está ingiriendo continuamente sí llega a hacer daño, pero no es alarmante. Azufre sí, sí tiene algunos sulfuros, mencionó un tipo de ácido, no recuerdo, pero sí tiene sulfuros”, declaró Alejandro Girón Tapia, coordinador de Municipal de Protección Civil de Apaseo El Grande, quien dijo que la Conagua ya está analizando una muestra de esta agua para determinar si realmente es nociva para los pobladores. Aunque aún no dieron una fecha de conclusión de estos estudios.

Por lo pronto, mencionó, Girón Tapia, prevén que en este terreno donde brotó el ojo de agua caliente puedan surgir más pues, según lo informado por el geólogo de Protección Civil del Estado, Mario Sandoval.

“Estamos a la espera de que en un radio de un kilómetro a la redonda puedan salir más. Esperemos a que vayan a surgir más, lo que tenemos que hacer es poner la contención, hacer el análisis y esperar a que no contenga metales pesados que puedan ser nocivos para la salud”.

Este brote, según los expertos, son derivados de una falla volcánica, que comienza en Calera de Ameche, donde precisamente hay ya una zona turística llamada Hervideros de Caleras, que llega a Apaseo El Alto, la comunidad La Purísima y al Ejido de Rancho Nuevo, así como a la comunidad de la Laja, en Celaya.

“Es por eso que tenemos esa agua termal, es una placa bastante grande, no tenemos todavía la profundidad de cómo se encuentra y es lo que nos está causando el yacimiento”, explicó.

En próximos días, se logrará cercar con malla el terreno donde se encuentra este ojo de agua, del cual no se sabe quién es el dueño, pero ya se piensa en que esa tierra se podría expropiar.

Según el coordinador de Protección Civil de Apaseo El Grande, el área se mantiene cercada y constantemente vigilada, pero en el recorrido que hizo Milenio por la zona, en el lugar se pueden observar los listones de plástico rotos, y los ciudadanos a pesar de que se prohíbe mojarse, se acercan al ojo de agua y sin ningún problema se mojan y en algunos casos ya hasta la han ingerido.

Además, en el momento que Milenio estuvo en la zona, alrededor de seis elementos del Ejército Mexicano acudieron a este terreno, pero no para alertar a la población o retirarla del lugar, sino para tomarse fotos.