Comuneros de Wuaut+a viven entre hostigamiento

Aparente indiferencia de los posesionarios en acudir al Cosomer para abrir expedientes de indemnización preocupa a los wixaritari.
La comunidad se encuentra en municipios de Jalisco y Nayarit
La comunidad se encuentra en municipios de Jalisco y Nayarit (Agustín del Castillo)

Guadalajara

Los juicios agrarios para la restitución de Huajimic a Wuaut+a se han ido ganando de forma gradual: once expedientes están en fase de ejecución directa; ocho más están en ejecución pero enfrentan recursos en contra;  nueve expedientes esperan sentencia; cinco están en cumplimiento de recursos de revisión; siete están en la fase de prueba pericial, tres en la audiencia inicial y dos en la fase de admisión de demanda, de acuerdo a los datos de la defensa de los indígenas.
De los 45 posesionarios afectados con estas sentencias, solamente cinco se han acercado al Programa de Atención a Conflictos Sociales en el Medio Rural (Cosomer) de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu). Y ni siquiera están completos sus expedientes.
El aparente desinterés de los particulares y de las instituciones tiene su contraparte. El presidente comunal de Wuaut+a (San Sebastián Teponahuaxtlán), Miguel Vázquez Torres, lo explica: “ha habido advertencias a nuestros hermanos wixaritari para que no siembren su maíz ni hagan sus coamiles; la verdad sí hay tensión en esos terrenos y sí hay amenazas, verbales y físicas”, señala, insistente, en relación con la restitución de las diez mil hectáreas de Huajimic, tierras ocupadas los últimos sesenta años por ganaderos nayaritas.
- ¿Cómo le han hecho para proteger a sus compañeros?
- La forma como hemos protegido a nuestros comuneros es visitándolos, platicándoles cómo va este proceso de las sentencias, los pasos, y cómo deben de comportarse al vivir en esa zona […] les pedimos que sean prudentes pero que resistan, debemos mantener la posesión sea cual sea la situación.
El líder indígena señala que en los potreros de Huajumic hay dos rancherías de la cultura wixárika: “en el rancho La Azalea viven más de 20, entre chicos y grandes, y en Mesa de Huanacaxtle hay más de 40 familias, incluso hasta escuela tenemos, por parte de la SEP de Jalisco, donde no nos ha fallado la maestra ni la atención. 
- ¿Qué pasa con la autoridad de Nayarit, del municipio de La Yesca, cómo se comportan con ustedes?
 - Como amigos y autoridades comunales tenemos muy buena relación con el presidente municipal de La Yesca [Yahir de Jesús Paredes Castañeda], incluso con el gobierno aquí del estado de Nayarit, siempre estamos dialogando y en comunicación, no hay acoso verbal  […] Jalisco está interviniendo con sus programas educativos, de tiempo completo, escuela de calidad, escuela digna, que es más que suficiente; pero así ya en beneficios sociales como es agua potable, una sola ocasión pudo intervenir, y desde entonces no ha habido un apoyo, porque nuestra comunidad está enclavada en tres municipios y dos estados [Bolaños y Mezquitic, de Jalisco; La Yesca de Nayarit]…. Nosotros esperamos que Jalisco nos haga acompañamiento y nos respalde cuando se ejecuten estas sentencias.
El presidente del comisariado de Wuaut+a admite que la indefinición de límites entre ambos estados les hace difícil la vida. Es fruto de una historia atropellada en la cual Jalisco se desentendió de sus gobernados del ex cantón de Colotlán, y Nayarit creció con políticas agrarias y de colonización a expensas de esa indiferencia, “sería muy bueno definirlo, porque necesitamos tener con claridad a los que deben hacerse responsables de atendernos como mexicanos”, sostiene.