Comparecen 10 ex alcaldes ante la Comisión de Finanzas

El actual alcalde de Huamantla, Alejandro Aguilar, denunció severas irregularidades
El alcalde de Huamantla, Alejandro Aguilar, lamentó que su municipio pueda perder la denominación de "Pueblo Mágico".
El alcalde de Huamantla, Alejandro Aguilar, denunció irregularidades. (Foto: Javier Conde)

Tlaxcala

Antes de la comparecencia de diez alcaldes salientes y entrantes ante la Comisión de Finanzas y Fiscalización Superior del Congreso Local, el edil de Huamantla, Alejandro Aguilar denunció que no aparecen 80 millones de pesos, destinados para la creación de un fideicomiso.

Indicó que personas que laboraron en la pasada administración fueron quienes le entregaron dicha documentación, a cambio de permanecer dentro de su gobierno; es por ello, que "me di cuenta que había un proyecto denominado Fideicomiso San Lucas y cuyos recursos no aparecen".

Además, precisó que tampoco aparecen físicamente nueve automóviles, equipo de cómputo, tres perros policías, así como un sinnúmero de bienes y cuyo responsable es el exalcalde Carlos Ixtlapale Gómez, quien ahora trata de justificarse por diversos medios.

Antes de ingresar a dicha comparecencia, Aguilar López declaró a los medios de comunicación que lamentablemente han emanado múltiples irregularidades que dejó la pasada administración y que todavía no han sido cuantificados por el Órgano Superior de Fiscalización (OFS).

Indicó que dejó laudos por más de nueve millones de pesos y agregó que afortunadamente ha logrado conciliar con algunos trabajadores que habían demandado y una de esas alternativas fue recontratarlos para disminuir la carga presupuestal.

Cabe señalar que este lunes comparecieron ante la Comisión de Finanzas y Fiscalización del Congreso del Estado, los alcaldes de Apizaco, Atlangatepec, Huamantla, Sanctorum, Papalotla, Ayometla, Hueyotlipan, Benito Juárez, Españita, Nopalucan y Tenancingo.

A su vez, el expresidente municipal de Apizaco, Orlando Santacruz Carreño, admitió que no ha entregado al cien por ciento su cuenta pública de 2013 y que debe soportar correctamente los recursos que se destinaron al final de su trienio para obra pública.

El panista señaló que justificará hasta el último centavo que ejerció en el último año de su administración, pero argumentó que ha encontrado trabas en lo que corresponde al marco legal y que él en su momento reformó cuando fue diputado local.

Después de su comparecencia, la cual fue a puerta cerrada aclaró que no dejó ningún laudo laboral, sino que los existentes se arrastran desde la administración de Fernando León Nava, los cuales ascienden a 60 millones de pesos y que reclaman unos 50 extrabajadores.

Finalmente, subrayó que en el último tramo de su administración dejó obra pública comprometida, derivado de una serie de recursos que él consiguió y que es parte de la documentación que deberá soportar ante los legisladores locales y del mismo OFS.