"Pueden sembrar lo que quieran, lo que les convenga"

El presidente del Comité Municipal Campesino, Servando Chavarría Arreola, pidió que los agricultores matamorenses tengan una planeación y organización adecuada en todas las siembras.
Según el presidente del Comité Municipal Campesino, los agricultores de Matamoros pueden sembras lo que sea que les convenga.
Según el presidente del Comité Municipal Campesino, los agricultores de Matamoros pueden sembras lo que sea que les convenga. (Domingo López Bustos)

Matamoros, Coahuila

Ante la crisis económica que cada vez se hace más difícil en el campo, el presidente del Comité Municipal Campesino, Servando Chavarría Arreola, dijo que los campesinos pueden sembrar lo que quieran o lo que más les convenga, pero con una buena planeación y organización.

"O sea que no nada más por capricho van a sembrar lo que quieren, se tiene que informar a la autoridad correspondiente inmediata, y en este caso es su módulo de riego".

"Aunque el lecho seco del río Aguanaval no lleve el vital líquido, tienen que decir qué van a sembrar en el presente ciclo agrícola, para que haya un orden en las siembras", explicó el líder campesino.

Y es que entre más abajo del referido río, se da el caso de ejidos como el de Viesca y Saucillo, entre otros, siembran ajo y algo de sorgo, pero también melón, con noria y con agua rodada del río Aguanaval, cuando lleva en su cauce, que por cierto tiene una alta demanda, con precios de más de ocho pesos el kilogramo.

"Como no hay suficiente agua, es poca la extensión que siembran y por obviedad poca la utilidad o ganancia que obtienen".

Muchos productores ganaderos del sector social, tienen que esperar a que salga el pasto del campo, o queman nopales del monte para darles de comer a sus hatos, ya sea de vacas o de chivas. 

Precisamente porque no cuentan con los suficientes recursos económicos para comprar pacas de forraje, por lo que aceptó que hace falta reactivar esa actividad productiva de la región.

Otros se han convertido en silvícolas, porque se dedican lo mismo a cosechar orégano, que se produce en forma natural en las "faldas" de los cerros de los ejidos Alto del Palomillo y Pozo de Calvo, así como a la candelilla en los ejidos Bajío de Ahuichila y La Fe, entre otros del municipio de Viesca, donde se dan estas plantas naturales que son muy "nobles".

Cada vez que el campesino corta, sale en cuestión de días nuevamente para otro corte y su precio está bien cotizado, nada más que al igual que en el melón existen "coyotes" o intermediarios que acomodan la producción anticipadamente con el consiguiente quebranto económico de los verdaderos cosechadores.

Asimismo, hay campesinos en ese municipio que definitivamente se dedican a la elaboración de carbón y leña de mezquite, mediante la construcción de "chavetes", en el monte.

Ellos tienen que contar con el permiso correspondiente y darle el tratamiento sustentable a cada una de los árboles que van a podar, no talar, debido a la falta de oportunidades para dedicarse a algún cultivo agrícola, del que aseguran tienen más alternativa de perder que de ganar, aunque aún así algunos le siguen apostando al melón.