Maestros de Coahuila son ejemplo nacional

Así lo aseguró el coordinador de organización del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE, indicó que en el Estado hay una una vocación del magisterio por cumplir bien su labor.
Carlos Moreira Valdez, coordinador de organización del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE.
Carlos Moreira Valdez, coordinador de organización del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE. (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

Carlos Moreira Valdez, coordinador de organización del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE, aseguró que los maestros de Coahuila son ejemplo nacional pues entre las filas de la docencia no existe disidencia como en otros Estados de la República.

Carlos Moreira reconoció que cada vez se da un paso hacia adelante para lograr el objetivo hacia una mayor calidad educativa. 

"En Coahuila hay una vocación del magisterio por cumplir bien su labor, el magisterio de Coahuila es ejemplo nacional", aseguró.

Indicó que siempre ha habido un compromiso educativo por parte del magisterio, sin embargo precisó que se necesita avanzar hacia mejores condiciones laborales, puesto que los maestros ya dan todo de su parte.

Cuando se habla de la necesidad de mejores salarios, de aulas con mejores condiciones, de menos alumnos por salones de clase, expuso que los maestros aplauden al escuchar de las condiciones educativas.

"Esto nos dice que hay un mayor sentimiento de hacer bien el trabajo, sabemos que la situación económica de todos está mal, pero ellos tienen el compromiso educativo, quieren hacer bien su trabajo y a final de cuentas así lo hacen", precisó.

En este sentido expuso que no se tiene ningún reporte de suspensiones de labores en escuelas de Coahuila o de movimientos del sector magisterial y dudó que se llegue a presentar alguna de estas situaciones.

"Los estándares internacionales hablan de un máximo de 25 alumnos por salón de clase en México tenemos salones con 50 o 55 estudiantes". 

Aunque reconoció que cada vez se da un paso hacia adelante para lograr el objetivo hacia una mayor calidad educativa, se dijo preocupado por la crisis económica que atraviesa el país, pues consideró que no solo es el trabajo de los maestros lo que pudiera estar en riesgo, sino que también los recursos que se puedan invertir en educación o en actualización.

Finalmente destacó que los maestros dedican gran parte de su tiempo y de su dinero, a lo largo de su vida, para actualizarse y profesionalizarse, pero reiteró que es necesario que las autoridades también pongan lo que les corresponde para alcanzar los niveles educativos deseados.

Entre las principales acciones que consideró se deben implementar es el de reducir el número de alumnos en las aulas.

"Los estándares internacionales hablan de un máximo de 25 alumnos por salón de clase en México tenemos salones con 50 o 55 estudiantes, así es muy complicado aspirar a una gran calidad educativa", concluyó.