Comerciantes del Descargue detectaron monedas falsas

En el "Descargue Estrella" se han dado los primeros casos de estas monedas que es facil de confundirse por ser del mismo color.
La diferenciación de las monedas es posible.
La diferenciación de las monedas es posible. (MAURICIO CONTRERAS)

León, Gto

En León además de circular billetes falsos, ahora circulan monedas falsas, que aun cuando se pueden confundir por ser del mismo color, al observarla bien se puede ver el diseño que es burdo y mal hecho Además de que suenan "diferente" cuando se les arroja al suelo .

Donde se han dado los primeros casos es en el mercado llamado "Descargue Estrella" ubicado en el corazón de la ciudad.

Al entrar al "Descargue" y recorrer sus estrechos pasillos siempre atestados de gente y mercancía diversa, se pueden encontrar todo tipo de especias, frutas y verduras, además de diferentes tipos de carnes.

También es un buen lugar donde los delincuentes encontraron una nueva forma de timar a la gente, con dinero falso ya no usan billetes, ahora usan monedas de 10 pesos.

Miguel Ángel Torres de 23 años de edad Atiende la frutería "Torres" ubicada en una de las salidas del mercado.

Miguel siempre revisa los billetes con que le pagan; revisa la cinta de seguridad, los hologramas, los ve a contraluz, los palpa, hasta los huele para evitar que le den un billete falso.

"Siempre había podido descubrir billetes falsos de 100 y de 50 pesos y de otras denominaciones. A simple vista se ve normal, pero si te fijas, los detalles se ven mal hechos en las dos caras, el águila se ve más "gorda" y la cara del ídolo no está bien hecha además cuando tiras la moneda al piso suena diferente". Comenta apenado el comerciante de fruta.

Así como Miguel varios comerciantes del mercado, denuncian que han sido víctimas de esta nueva forma de robo.

Un vecino de Miguel, que atiende una cremería se acerca y declara.

"Esto de las monedas falsas ya tiene como dos meses que están circulando.

Como son monedas ¿cómo las checamos? no hay plumón ni modo que las mordamos como en las películas. Termina riendo el comerciante.

Mientras alrededor sigue el lento paso de clientes por el pasillo, quizás con monedas falsas en sus bolsillos sin saberlo, porque de ello no advierte el Banco de México a la ciudadanía, solo en el caso de los billetes.