Ataques a sedes municipales habían disminuido

Presidencias municipales ubicadas en zonas urbanas han sido atacadas durante los últimos años, sin embargo, desde hacía tiempo que una dependencia no era agredida por comandos armados. 
Los hechos ocurrieron durante la madrugada.
Los hechos ocurrieron durante la madrugada. (Foto: Yadith Valdez)

Monterrey

Aunque situaciones como la de hoy en el municipio de El Carmen ya se habían presentado en Nuevo León, hacía ya alrededor de cuatro años que no se daba una irrupción directa de un comando armado en un Palacio Municipal.

Desde 2010, presidencias municipales o sedes policiacas de diversos municipios suburbanos en Nuevo León han sido atacadas por comandos armados.

Esta madrugada, cinco hombres armados arribaron al Palacio Municipal de El Carmen, amagaron con violencia a los policías, para posteriormente robar los cajeros al interior de la dependencia.

Algo similar ocurrió en junio de 2010, cuando un grupo criminal atacó la presidencia del municipio de Los Herreras, dejando como saldo la muerte de tres agentes de la comandancia.

Otras sedes municipales atacadas en distintas ocasiones por comandos armados son las policiales. El primer suceso de este tipo se registró en la Dirección Policiaca de General de Terán.

En diciembre de 2012, dicha dependencia fue atacada a granadazos lo que provocó daños severos en los cristales de la fachada y el incendio de dos vehículos.

De igual manera, pero en mayo de 2013, el municipio de Santa Catarina perdió a un agente policial cuando unos hombres atacaron con armas largas el exterior de la dependencia.

Según reportaron, se trataba de represalias por parte de un grupo criminal contra esta última comandancia policial.

No sólo las sedes municipales o policiales han sido blanco de violentos ataques, pues comandos armados también han atentado directamente hacia los alcaldes.

La primera víctima fue Jaime Rodríguez Calderón, ex edil de García, Nuevo León, quien fue agredido dos veces en 2011, en una ocasión se dice que cuarenta hombres armados le dispararon con armas de grueso calibre.

Quien también fue atacado en distintas ocasione e incluso en una ocasión arrojaron una granada a su oficina fue el ex presidente municipal de Montemorelos, Pablo Elizondo García.

El hoy delegado de Sedesol informó que estalló un artefacto en la puerta de su oficina, y que el grupo delictivo lo amedrento dejándole una corona fúnebre con su nombre, en octubre de 2011.