Colorean la colonia el Tapatío en Tlaquepaque

El proyecto “Colores que Crecen” busca de rescatar la imagen urbana de esta zona.
Se realizó una pinta de 60 aves en fachadas de la colonia.
Se realizó una pinta de 60 aves en fachadas de la colonia. (Cortesía )

Guadalajara

Entre aves y colores, es como los habitantes de la colonia el Tapatío de San Pedro Tlaquepaque, vivirán día a día. Esto debido a que este domingo fue inaugurado el proyecto “Colores que Crecen”, con el objetivo de rescatar la imagen urbana de dicha colonia.

Con una pinta de 60 aves en fachadas, así como el rescate de 100 bardas con fondeo de diferentes colores, es como el ayuntamiento rescató el espacio público y privado de la zona.

La alcaldesa del municipio, María Elena Limón García, señaló que el proyecto nació por la necesidad de revertir el espacio público abandonado, con la finalidad de que los habitantes de esa colonia se sientan identificados con el proyecto y respete las áreas de su comunidad.

Además, señaló que este proyecto es uno de tantos que se implementará en la zona, ya que informó que cuentan con una bolsa de cinco millones de pesos para pavimentar con empedrado zampeado las calles que carecen de pavimento.

“Estamos haciendo muchas cosas, aquí tenemos destinados cinco millones de pesos para intervenir en las calles con pavimentos de empedrado zampeado en vías que se ubican en zonas bajas y que cuya problemática es también las inundaciones, por lo que con esto se puede resolver esta problemática”, señaló Limón García.

Dichas obras se realizarán en las calles de las Rosas, Amapola, Privada José y Privada Miguel.

La presidenta municipal hizo un llamado a los vecinos, ya que con su ayuda, podrán conservar las bardas pintadas en buen estado, y tratar de erradicar el graffiti que se ha apoderado de la colonia.

Por su parte, la encargada del Instituto Municipal de la Juventud, Nancy Naraly González Ramírez, señaló que con este proyecto, pudieron lograr que la comunidad se integrara y además, señaló que el graffiti disminuyó en dicha zona.

“Logramos disminuir el número de graffiti, además tuvimos un acercamiento con los distintos grupos de jóvenes de la comunidad, mismos que se integraron al proyecto y que participaron de manera que se lograra construir un espacio en donde la percepción es diferente”, indicó González Ramírez.

Informó que para poder plasmar dicho arte urbano, se pensó en un ave que trasmite paz y libertad.