Perdidos en el laberinto de la Infonavit II

Cientos de trabajadores diariamente se ven obligados a tocar puertas para pedir indicaciones, pues aunque la colonia tiene más de 30 años, ninguna calle cuenta con nomenclatura que la identifique.
"Tenemos 9 andadores metidos y ninguno tiene su nombre".
"Tenemos 9 andadores metidos y ninguno tiene su nombre". (Lilia Ovalle)

Lerdo, Durango

A pesar de que la colonia Infonavit II tiene 30 años como desarrollo habitacional, visitantes, aboneros, pizzeros y hasta carteros deben pedir orientación, toda vez que los andadores no cuentan con nomenclaturas.

"Aquí viene la gente y se pierde. Los 'piczeros', aboneros y hasta los carteros andan tocando puertas para que las señoras les den el nombre de las calles".

Mientras limpia su negocio y pone a la venta gorditas fritas, Guadalupe Luna García, habitante del sector, aseveró que candidatos van y vienen y aunque no es mucho lo que se les pide, es decir, la identificación de las calles, "ellos nomás toman nota", pero invariablemente no hacen nada.

"Por todos lados andan batallando porque aunque la colonia tiene 30 años, desde entonces no hay carteles que te digan cómo se llaman los andadores y las calles", apuntó.

Así los andadores se convierten en brazos de laberintos delimitados entre las calles Donato Guerra y Belisario Domínguez y el único dato que sirve como ubicación para quienes no viven en el fraccionamiento, es que se encuentra junto al canal de riego.

"Nosotros estamos abandonados, mire, no tenemos problemas de drenaje y esas cosas. El fraccionamiento está limpio porque lo mantenemos, pero aquí también necesitamos, igual que todos".

"Tenemos 9 andadores metidos y ninguno tiene su nombre, bueno sí tienen nombre pero lo que falta es su señalamiento", apuntó doña Lupe.

Doña Rogelia Mancha Varela, vecina de doña Lupe, tercia en la conversación y dijo que antes los habitantes decidieron poner los nombres de los andadores en las piletas o jardineras.

"Nosotras ya nos impusimos desde que nos vendieron las casas. No nos quejamos, todos los días pasa la basura, hasta los días festivos".

El tiempo y el sol fueron desdibujando las improvisadas nomenclaturas, como las solicitudes que les hicieron a funcionarios municipales o candidatos en turno.

"A veces no pasa el camión temprano porque se les descompone, la verdad sí cuidan eso y aquí no tenemos charcos de drenaje pero no tienen las nomenclaturas", dijo la señora Lupe.

Rogelia Mancha añadió que a pesar de que la colonia tiene 30 años y que hasta "los maridos de muchas ya se murieron", no se le debe hacer mucho en cuanto a mantenimiento porque se encuentra bien conservada. Empero una calle sin nombre, desde hace treinta años, apuntó, es algo increíble.