Intensifican verificación a negocios de mariscos en SLP

Según el gobierno estatal, más de 103 killos de productos marinos han sido destruidos luego de varias visitas de vigilancia a negocios de este giro.
Pescados y mariscos de Tamaulipas son verificados por Cofepris.
Recomiendan a los consumidores a revisar que las condiciones en las que se encuentran los productos sean las adecuadas. (Milenio Digital)

San Luis Potosí

Ante el aumento en la demanda de productos del mar, por Semana Santa, la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris) intensifica vigilancia en diversos puntos de venta, a fin de evitar enfermedades gastrointestinales en la población.

Durante las próximas dos semanas, personal de dicha dependencia, realizará visitas de vigilancia sanitaria en restaurantes, pescaderías y ostionerías, para evitar que la gente consuma alimentos en mal estado o contaminados, según dio a conocer el gobierno estatal.

A través de un comunicado se informó que más de 103 kilos de productos marinos han sido destruidos, en la capital potosina, Matehuala y Rioverde, además de aplicar cuatro suspensiones temporales a establecimientos.

Cabe mencionar que los pescados y mariscos pueden ocasionar enfermedades diarreicas y vómito cuando se contaminan con microorganismos como virus, bacterias o parásitos, ya sea por un mal manejo, falta de limpieza durante su preparación, o bien por inadecuado almacenamiento.

Asimismo, realizará hasta el próximo 16 de abril las acciones del "Programa de Cuaresma 2015", que contempla muestreos, visitas sanitarias, así como asesoría en fomento sanitario a todo establecimiento que expenda pescados, mariscos, agua purificada y hielo.

El gobierno estatal subrayó que durante la Semana Santa y la de Pascua, los productos del mar tienden a registrar un incremento en su demanda tanto en pescaderías, ostionerías como restaurantes, es por ello que se intensificará las visitas de control sanitario a estos giros.

Finalmente la Coepris recomenda a la población observar que los pescados o mariscos que vayan a comprar que esté bien refrigerados o congelados en hielo limpio, sin tierra, rastros de sangre o vísceras.