Coapan encabeza las estadísticas de mujeres maltratadas

Colonias de la periferia es donde más se registra este problema
Indígenas son los que más discriminación sufren en la Ciudad de México, informó el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación capitalino.
Mujeres indígenas, las más vulnerables. (Apolonia Amayo-Archivo)

Tehuacán

La junta auxiliar de Santa María encabeza la lista de los lugares de donde procede la mayor parte de mujeres que solicitan apoyo al Centro de Atención a Víctimas de Violencia Intrafamiliar (Ceavif) por casos de agresión que sufren de sus parejas, informó la Secretaria de Desarrollo Social y Humano, Mónica Rodríguez Canseco.

Seguido de esa población subalterna, están las colonias México, Puebla, del Valle, Palmas, San Isidro, Maravillas, Tepeyac y Juquilita (esta última ubicada en la junta auxiliar de San Diego Chalma), donde además el factor común es la marginación que también afecta en las familias.

El encontrarse en una situación de pobreza no es un factor que predispone a la violencia doméstica; sin embargo en aquellas mujeres que viven en las zonas de clase media también sufren de violencia pero no se atreven a denunciar a sus parejas, por eso no se tienen cifras, únicamente se contabilizan las estadísticas de las femeninas que viven en zonas marginadas, por eso indican que es en este sector de la población donde hay mayor prevalencia.

La mayoría de las mujeres que acuden a denunciar son aquellas que tienen entre 17 a 25 años, que solamente tienen como grado máximo de estudios, secundaría y que viven en un 70 por ciento de ellas en concubinato.

Tras realizar el seguimiento de los casos han visto desde aquellas que cambian su lugar de residencia con los demás integrantes de la familia, hasta quienes se reconcilian con sus parejas, ya que existió un cambio en la conducta del agresor o por el contrario se niegan a salir de esa situación.

Las mujeres que acuden al Ceavif solicitan asesoría jurídica, psicológica por alguna alteración emocional, diversos tipos de capacitación que les son útiles para realizar alguna actividad productiva o simplemente buscan a alguien que les escuche, lo que en ocasiones les es suficiente para algunas femeninas.

El acercamiento de ese sector ha servido para crear una base de información que les permita conocer en qué situación se presenta este problema, ubicación, edad, escolaridad y otros factores, con esos datos buscan cuales pueden ser los sectores más vulnerables en el municipio y acercar a ellos capacitaciones que ayuden a ir disminuyendo la estadística.