En Coahuila 1660 embarazos adolescentes en el año

En las unidades médicas de la Secretaría de Salud se han atendido nueve mil 400 partos, de los cuales el 17. 5 por ciento son de jóvenes menores a los 19 años de edad.
Menores de edad no se pueden casar.
Señaló que este porcentaje es similar al número de embarazos de menores que se presentó en el 2014 (Milenio Digital)
Martha Alicia Romero, subdirectora de Prevención y Promoción de la Salud en el Estado. (Diana Martínez)

Saltillo, Coahuila

En lo que va del año se han reportado mil 660 embarazos en menores de 19 años, informó Martha Alicia Romero, subdirectora de Prevención y Promoción de la Salud en el Estado.

Dijo que en Coahuila se han atendido en las unidades médicas de la Secretaría de Salud a 9 mil 400 embarazos, de los cuales el 17. 5 por ciento representa el número de embarazos de adolescentes en el Estado.

Romero señaló que este porcentaje es similar al número de embarazos de menores que se presentó en el 2014, en comparación al mismo periodo de tiempo.

Alrededor del 20 por ciento de las menores embarazadas no concluyen el embarazo, por complicaciones referentes a la edad.

Indicó que la mayor incidencia se presentó de 15 a 16 años. Mientras que disminuyó significativamente el número de embarazadas menores de 15 años, ya que en el 2013 este grupo representaba el 1.6 por ciento del porcentaje total de menores embarazadas.

Mientras que en el 2014 bajo a un punto conceptual y en estos tres primeros meses del año se disminuyó a .6 por ciento, lo que representa únicamente dos embarazadas en esta edad.

Se continúa con la prevención y concientización en los adolescentes a través de los "Promotores de la salud", una red juvenil donde los menores compartan información fidedigna para evitar tener relaciones sexuales anticipadas y promover el uso del condón.

Alrededor del 20 por ciento de las menores embarazadas no concluyen el embarazo, por complicaciones referentes a la edad.

Martha Alicia Romero señaló que se fomenta el control prenatal desde los primeros meses para reducir el riesgo de un parto prematuro o complicaciones en el embarazo y evitar la muerte materna.