Clínica del Azúcar recibe reconocimiento internacional

La clínica, especializada en personas enfermas de diabetes, fue reconocida por su alto nivel de innovación, sustentabilidad y potencial de impacto social que tiene.
Clínica del azúcar
La clínica es especializada para el tratado de la diabetes. (Zyntia Vanegas)

Monterrey

A fin de facilitar una atención personalizada e integral para el enfermo de la diabetes, Javier Lozano Garza, un ingeniero regiomontano egresado del MIT, creó la primera Clínica del Azúcar dirigida a la población que padece esta enfermedad.

Su objetivo es que el paciente reciba toda la atención médica de manera integral y accesible.

"Aquí logramos bajar el costo del tratamiento médico en un 70 por ciento".

La Clínica del Azúcar maneja un paquete anual y va desde los dos mil pesos hasta los tres mil 900 pesos, incluye pruebas de laboratorios, consultas con especialistas -nutrición, psicología y educación en diabetes-, así como las valoraciones y diagnósticos de ojos, pies y riñones, este costo comparado contra los 13 a 15 mil pesos que habitualmente cuesta tratarse en otras partes esta enfermedad".

Luego de enfrentar lo que es la vida de un diabético a través de su madre, fue lo que motivó a Lozano Garza sobre la necesidad de que existiera una clínica que fuera totalmente especial para las personas con diabetes y sus familias.

Lozano Garza terminó su maestría en el MIT en Boston y retornó a Monterrey para iniciar lo que hoy es la Clínica del Azúcar.

"Nosotros estamos enfocados a pacientes que tienen diabetes y que buscan una atención completa en su tratamiento, lo que hemos logrado es que a partir de todo un rediseño de la manera en que se trata y con mucha tecnología e innovación hemos logrado reducir el costo en más de un 70 por ciento, esto ha hecho que cada vez más personas tengan acceso a un servicio médico especializado", dijo en entrevista.

Desde que abrió sus puertas, la Clínica del Azúcar ha atendido alrededor de cinco mil pacientes, hoy en día atiende de manera regular a unos dos mil pacientes, comentó Javier Lozano Garza, fundador y director general.

Actualmente tienen una clínica en Guadalupe y otra en Santa Catarina y en este año prevé abrir tres sucursales más en el área metropolitana de Monterrey. Lozano Garza dijo que hacia el mediano plazo estarían evaluando abrir clínicas en otras partes del país.

"Queremos estar en todos los lugares del país e incluso en otros países que haga falta una atención integral para el diabético".

Agregó: "Lo que hacemos es ayudarle al paciente a detectar muy a tiempo cualquier complicación para que no llegue a una amputación o una ceguera, ayudarle a controlar su azúcar. Constantemente estamos monitoreando cómo está su ojo, cómo están sus riñones y cómo están sus pies, y todo el monitoreo y la educación de manera ilimitada".

En Nuevo León hay entre 500 a 600 mil diabéticos, enfermedad que está ubicada con la mayor incidencia de muerte en nuestro país.

Lozano Garza, dijo que fue un esfuerzo de muchos años para lograr concretar un modelo de negocio como este.

La Clínica del Azúcar recibió el jueves pasado un reconocimiento internacional por parte de la organización social Ashoka en conjunto con la farmacéutica Boehringer Ingelheim, al premiar este modelo de negocio por su alto nivel de innovación, sustentabilidad y potencial de impacto social que tiene.

El reconocimiento obtenido en la competencia Changemakers Tranforming Health System como parte de la iniciativa Making More Health (Más Salud) de Boehringer Ingelheim.

"Es una convocatoria a nivel mundial sobre los proyectos que ellos consideran que tienen una gran calidad, una innovación y sobre todo la posibilidad de impactar a nivel internacional para nosotros es un gran orgullo que propuestas de todo el mundo de más de 30 que analizaron hayan escogido la nuestra como la número uno", indicó Lozano Garza.