Clase media también entrega casas porque no puede pagar

El aumento del IVA también tiene efectos negativos en la clase media, quienes han visto mermado su poder adquisitivo y están a punto de perder sus viviendas

Tijuana

No es sólo la gente de clase baja la que ha tenido que abandonar sus casas de interés social por no poder pagar; este 2014 es también la clase media de Baja California la que se ve afectada.

Martha Rueda Naranjo, coordinadora estatal de la asociación dedicada al rescate de la vivienda, El Barzón A.C, afirmó que en los primeros días de este año ha aumentado el número de solicitudes de apoyo de familias para evitar perder su patrimonio en la entidad y diariamente se reciben al menos 30 peticiones para asesorías jurídicas.

"Si antes recibíamos diariamente 10 o 15 personas, ahora recibimos el doble o el triple. Empezamos a sentir los estragos de una crisis que ya veníamos arrastrando, de una falta de poder adquisitivo que se aúna el problema que nos homologan el Impuesto al Valor Agregado (IVA)", argumentó.

El fenómeno de desalojo era casi exclusivo para las personas de escasos recursos, quienes perdían su patrimonio por no pagar a tiempo mensualidades, al llegar a un convenio con las grandes constructoras tras perder su empleo. No obstante, ahora son las personas de clase media quienes solicitan apoyo para no perder su casa.

De 2011 a la fecha, 10 mil familias fueron desalojadas porque no pudieron pagar su vivienda en Baja California, según datos de la asociación "El Barzón".

"Es muy triste ver si ya teníamos grandes franjas de casas en los fraccionamientos que estaban abandonados, ahora vemos que eso se está triplicando a pocos días de haber iniciado el 2014. Los bancos, las hipotecarias están apretando cada vez para a las familias para que paguen sus casas", apuntó.

En Baja California hay 240 mil viviendas abandonadas, que lo colocan entre las primeras tres entidades de México con mayor número de casas desocupadas, detrás de Chihuahua y Tamaulipas.