Ciudadanos no deben tolerar fallas en inseguridad

El rector general de la UdeG, Tonatiuh Bravo, dijo que es necesario que el Estado cumpla con su obligación de brindar seguridad a los ciudadanos, pero también que éstos ejerzan su derecho de ...

Guadalajara

Los ciudadanos deben ser el contrapeso para exigir al Estado el cumplimiento de sus obligaciones en materia de seguridad, afirmó el rector general de la Universidad de Guadalajara, Tonatiuh Bravo Padilla, quien señaló que la crisis que enfrenta nuestro país tiene su origen en “un gobierno que falla, pero también ciudadanos que toleran las fallas”.

Al inaugurar el Congreso de Seguridad Ciudadana y Desarrollo Urbano, Bravo Padilla afirmó que es cierto que hay un gobierno que no acierta, “pero también ciudadanos que no usan su espacio democrático para limitar esas fallas o esas carencias”.

Explicó que la seguridad no atañe sólo a los gobiernos, sino también a las instituciones públicas y en general a los ciudadanos. Puntualizó que el gobierno tiene la obligación de dotar de certeza y seguridad a la sociedad, mientras que los ciudadanos “tenemos el derecho y la obligación de exigir, de cuantificar y de mantener los esquemas de pesos y contrapesos, para que esos derechos se puedan hacer efectivos”.

Consideró que la salida a los problemas de inseguridad, corrupción e impunidad que enfrenta el país “no puede ser achicar las capacidades del Estado”. Lo que sí se requiere, indicó, es “ensanchar los espacios en los que participan los ciudadanos de una manera responsable, para generar límites al poder público y los esquemas de contrapeso institucional que permitan que ese Estado tenga un comportamiento de carácter democrático y autocrático”.

Bravo Padilla señaló que también es necesario tener diagnósticos certeros sobre las fuentes de inseguridad, para así poder aplicar políticas públicas adecuadas.