Realizan marcha por la paz en Tamuín

Vestidos de blanco, con flores  globos del mismo color, ciudadanos de la zona norte de SLP caminaron por las calles a manera de pedir que se mantenga la tranquilidad.
Ciudadanos de Tamuín caminaron desde un templo ubicado en la avenida Pedro Antonio Santos hasta la colonia Pueblo Nuevo.
Ciudadanos de Tamuín caminaron desde un templo ubicado en la avenida Pedro Antonio Santos hasta la colonia Pueblo Nuevo. (Imelda Torres)

Ciudad Valles

Como una forma de pedir que se mantenga la tranquilidad en el pueblo y la región, y después de los sucesos lamentables que han marcado al municipio, se llevó a cabo en Tamuín una marcha por la paz organizada por la iglesia católica y que tuvo la asistencia del Obispo de la Diócesis de Ciudad Valles, Roberto Octavio Balmori Cinta.

También participó el alcalde Santiago Ledezma Cano que fue invitado por el párroco de la iglesia del lugar, Sagrado Corazón de Jesús.

Vestidos de blanco, con flores y con globos del mismo color, decenas de tamuinenses caminaron el trayecto desde el templo ubicado en la avenida Pedro Antonio Santos- que forma parte de la carretera federal 70 que va hacia Tampico – hasta la colonia Pueblo Nuevo.

Al frente llevaban la imagen de la Virgen de la Paz y entre los que caminaban destacaban los que llevaban una enorme manta con cinco fotografías; las de Milynali Piña Pérez de 13 años, José Arturo Domínguez Pérez de 20, Alexis Domínguez Pérez de 16, Aldo de Jesús Pérez Salazar de 20 e Ignacio Pérez Rodríguez de 54. Todos ellos desaparecidos el 14 de agosto del 2012 cuando viajaban en una camioneta en el tramo Ciudad Mante – Ciudad Valles con destino a este municipio de Tamuín. Desde entonces no se ha vuelto a saber de ellos.

Participaron también familiares de Daniel Zamorano Rocha, el menor de 15 años muerto el 8 de enero del 2013, a manos presuntamente de policías estatales en un taller de hojalatería de la colonia Tantocob y por cuyo caso hay cuatro agentes presos.

El padre de la iglesia pidió a familiares de los desaparecidos que guardaran la manta, pues era otro el objetivo de la marcha, no el de exigir justicia.