Falta de capital en playa estanca a 20 negocios

La temporada baja llegó a sumarse a la poca abundancia de ingresos en el sector comercial de Miramar.
Existen edifi caciones en la llamada zona ganada al mar que tienen años sin activarse.
Existen edifi caciones en la llamada zona ganada al mar que tienen años sin activarse. (Yazmín Sánchez)

Ciudad Madero

La falta de movimiento económico durante la temporada baja en Playa Miramar de Ciudad Madero, ha propiciado el abandono de más de 20 negocios que se ubican sobre el boulevard costero, debido a que prácticamente se han desplomado las ventas.

Además de los pequeños negocios, también se encuentran construcciones de grandes dimensiones cuyos procesos han sido detenidos, como es el caso del Hotel Marbella que desde hace años ha quedado sin ningún tipo de avance. A decir de las autoridades de Semarnat, se espera que en el próximo año se retomen los trabajos.

El presidente de la Unión de Palaperos del máximo paseo Turístico, Margarito Hernández Tovar, precisó que es totalmente compresible esta situación, ya que es muy difícil mantener un comercio durante 7 meses con pocos ingresos, principalmente por el año tan difícil que han atravesado como lo es este 2014.

"Este año antes de Semana Santa nos fue mal, las vacaciones de verano también, no hay dinero, es fácil de entender el por qué no terminan o por qué no abren. No están porque no hay nada (dinero) así de fácil".

Hernández Tovar indicó que más del 50 por ciento de las personas que tienen concesión en Playa Miramar, han tenido que buscar otros oficios para sacar ingresos en beneficio de sus familias, principalmente en trabajos como albañilería, plomería, carpintería o de vendedores ambulantes en otra parte del municipio.

"Algunos abandonan el área de su concesión para irse a buscar trabajo en otro lado, a fi n de cuentas todos tienen una familia que mantener, hay gastos que hacer, no nos podemos quedar aquí las 24 horas mirando para arriba esperando a ver qué pasa".

El representante de los palaperos, dijo que durante las temporadas de otoño y parte del invierno, reciben durante los fines de semana un poco de derrama económica, siempre y cuando el clima favorezca, situación que les permite hacer algunos pagos.

Asimismo, aclaró que esta problemática no es propia de los pequeños comerciantes, puesto que los restaurantes y hoteles, también tienen que trabajar con menos personal para optimizar los pocos recursos que se reciben en estas fechas de poca afl uencia de paseantes.

Por su parte, Miguel Ángel Mayorga Ruiz, presidente de la Unión de Comerciantes Ambulantes y Prestadores de Servicios en Playa Miramar, coincidió en que esta temporada es la peor para las familias que le apuestan al máximo paseo durante todo el año, sin embargo, consideró que se debe de dar mantenimiento a los negocios abandonados para que no den una mala imagen.

Comentó que se podría hacer uso de estas estructuras para ofrecer otros giros que sean atractivos para la ciudadanía y visitantes. En el caso concreto del hotel inconcluso Marbella, mencionó que se puede explotar como una plaza comercial de forma interina.

"Se deben de reactivar o meter otro tipo de comercios, para que la gente pueda acudir a comprar productos. Se debe de cambiar la imagen y así la gente acudiría, basta con que se les dé algo de mantenimiento".

Aseveró que es de vital importancia que las autoridades de los tres órdenes de gobierno destinen mayores recursos para fomentar el empleo temporal a favor de las familias, cuyos recursos provienen del movimiento económico en playa.

"Solicitamos la distribución de apoyos porque no tendremos más ventas fuertes hasta Semana Santa, a partir de marzo se empiezan a recuperar los negocios. Nosotros los establecidos trabajamos fi n de semana, algunos se aferran y abren entre semana pero no obtienen ventas".

Cabe señalar que otro porcentaje de los concesionarios que se establecen en la zona de palapas y boulevard costero de Miramar, optan por solicitar créditos a instituciones bancarias para subsistir.